Actualidad

Bocetos, imágenes digitales, arcilla… ¿cómo se diseña un prototipo?

Desde que la idea inicial se plasma en el papel hasta que el resultado final se hace realidad el proceso es bastante largo y complejo.

Diseñar un prototipo

La maqueta de arcilla del Cupra Formentor. / Cupra

Los prototipos son los coches con los que las marcas hacen soñar a los conductores. Modelos que adelantan un futuro vehículo de producción o que simplemente muestran las próximas líneas de diseño del fabricante. En todo caso, muestran todo lo que puede dar de sí la compañía. Pero ¿cuál es el proceso de creación de un prototipo?

Cupra ha compartido algunos datos sobre el trabajo llevado a cabo para crear el Formentor. Es el primer modelo exclusivo de la casa y, aunque sea un prototipo, es prácticamente un coche de producción. Cuando llegue el momento de verlo en las calles, poco diferirá de lo que ya se conoce.

Todo comienza de modo artesanal, elaborando centenares de bocetos a mano para fijar las líneas maestras del diseño en todas sus facetas: exterior, interior, detalles de cada una de las partes, etc.

De manera paralela empieza a trabajar el equipo encargado de seleccionar cuáles son los colores que lucirá tanto por fuera como por dentro. También se eligen los materiales del habitáculo, desde los tejidos a las superficies blandas, pasando por las molduras. Las pruebas de color son muy importantes en un prototipo y se llevan a cabo más de medio centenar.

Por otra parte, la tecnología facilita bastante el proceso. Las imágenes digitales en 3D permiten hacerse una idea muy cercana de cómo será el modelo final sin tener que fabricar una maqueta real. Esto permite validar el 100% del diseño del vehículo, una parte del proceso que se beneficia además de la realidad virtual. Gracias a ella, los diseñadores pueden ver el coche y sus volúmenes en primera persona.

Otro aspecto que ha variado mucho es el diseño del interior. La llegada de las pantallas ha cambiado por completo el planteamiento. “Antes diseñábamos el conjunto y al final decidíamos donde ubicar la radio, los botones… Hoy primero posicionamos la pantalla y determinamos su contenido; y después nos encargamos del resto”, apunta Jaume Sala, responsable de Diseño Interior de Cupra.

Por último, los encargados de dar forma al prototipo crean una maqueta a escala real fabricada en arcilla. Necesitan para ello unos 700 kilos del material. Después solo quedará fabricar el coche.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no