Actualidad

El Clase S Cabrio es oficial

La versión descapotable de la potente berlina se descubre antes de Frankfurt: motor V8 4.7 de 455 CV y 700 Nm y cambio automático 9G-Tronic.

El Clase S Cabrio es oficial

Hace unas semanas Mercedes mostró el primer teaser del nuevo Clase S Cabrio, una vuelta a los orígenes de la capota de tela. Verá la luz en apenas 10 días en Frankfurt, pero el fabricante alemán ya ha revelado todos sus datos.

Estéticamente es prácticamente igual que el modelo de techo cerrado y en cuanto a componentes comparte con éste el 60% de sus piezas. El cambio, obviamente, es la presencia de la capota de lona, disponible en cuatro colores, que cuenta con una capa de butilo para mejorar el aislamiento y se pliega y despliega con solo pulsar un botón (o desde la misma llave del coche) en un proceso que dura 20 segundos y que se puede realizar a velocidades de hasta 60 km/h.

Con el correspondiente trabajo para mejorar la rigidez del modelo tras la pérdida del techo, Mercedes ha dotado al modelo de algunas tecnologías para mejorar el confort con la capota abierta. El primero es el Airscaf, formado por unos difusores de aire caliente en los reposacabezas; también cuenta con el Aircap, que son unos deflectores situados tras el parabrisas y los asientos; y por último el Thermotronic, un climatizador inteligente que se gestiona de forma automática en función a los datos que extrae de 12 sensores repartidos por el habitáculo.

Llega solo en una versión, la S 500 (la AMG la dejamos aparte), con un motor V8 4.7 que desarrolla 455 CV de potencia y 700 Nm de par máximo, asociado a una caja de cambios automática 9G-Tronic de nueve marchas. No hay cifras de su aceleración 0-100 o de su velocidad máxima, pero si se sabe que homologa 8,5 l/100 km y emite 139 g/km de CO2.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no