Actualidad

El Ford Focus 2022 se actualiza para ser más tecnológico

La nueva gama presenta pequeños matices estéticos, motores electrificados y una conectividad mejorada.

Ford Focus

El nuevo Ford Focus cambia por fuera, aunque las grandes mejoras no están tan a la vista. / Ford

Ford ha anunciado una actualización significativa del Focus. La presente generación, la cuarta lanzada en 2018, se pone al día en aspectos como el diseño, la electrificación de sus motorizaciones y la conectividad, aspectos todos claves para mantener su aceptación en un mercado tan competitivo como el de los turismos compactos.

Exteriormente, el nuevo Focus se diferencia por un capó algo más alto, con una parrilla en la que el logo de la marca se reposiciona en el centro, además de destacar los faros LED de serie en toda la gama. Integran las luces antiniebla, con lo que el diseño de los grupos ópticos es más limpio y elegante, sirviendo para identificar al primer golpe de vista al renovado modelo, que también estará disponible en una revisada versión deportiva ST desarrollada por Ford Performance.

En la gama no faltarán las habituales variantes Titanium, ST-Line y Active, cada una de ellas con elementos propios que resaltan rasgos de una personalidad más sofisticada, deportiva o campera, respectivamente. Detalles de acabado y equipamiento contribuyen a esta diferenciación, con la que se pretende satisfacer las necesidades o preferencias del mayor número posible de automovilistas.

Conectividad al máximo nivel

La evolución en la conectividad es otra de las grandes aportaciones del nuevo Ford Focus. Su sistema SYNC 4 tiene la capacidad de aprender del comportamiento de los usuarios para ofrecer un funcionamiento más eficaz e intuitivo, con sugerencias y resultados de búsqueda de mayor precisión.

El dispositivo de control de esta tecnología es una pantalla central táctil de 13,2 pulgadas, totalmente renovada y que permite a los conductores tener a solo uno o dos toques cualquier función. Entre ellas ahora se incluyen botones para la climatización (antes físicos), contando por supuesto con compatibilidad inalámbrica con Apple CarPlay y Android Auto.

Ford Focus
La pantalla de conectividad tiene 12,3 pulgadas.

Otras características destacables del nuevo Focus en este apartado son el reconocimiento de voz con búsqueda en internet, actualizaciones de software remotas y en segundo plano, servicios conectados a través del teléfono móvil (nivel de combustible, arranque remoto, estado del vehículo, vida del lubricante…) y otros por suscripción como información del tráfico en directo, meteorología, alertas locales o seguimiento de vehículos robados.

Asistencias a la conducción

Más allá del universo de la conectividad, el nuevo Ford Focus da otro paso adelante en lo que se refiere a tecnologías de asistencia a la conducción. Pone al alcance de los propietarios de un modelo compacto y de marca generalista sistemas hasta hace no mucho solo disponibles en automóviles de alta gama y precio. Una democratización de la tecnología que se traduce en una mayor seguridad y confort de utilización del vehículo.

La aportación de los faros LED, por ejemplo, es determinante en este sentido. Permite disponer de luces de carretera antideslumbramiento, iluminación dinámica para alumbrar el interior de las curvas, una tonalidad específica para condiciones meteorológicas adversas o capacidad de detección de las señales de tráfico para ajustar su funcionamiento y contar con mayor visibilidad ante la presencia de peatones y ciclistas en cruces o rotondas.

A todo ello se suma la mejora en el sistema de detección de ángulo muerto (busca vehículos 20 veces por segundo y hasta 28 metros por detrás), una función exclusiva para la marcha atrás con remolque, alerta de riesgo de colisión en cruces, asistente de precolisión para vehículos, ciclistas o peatones, ayuda al estacionamiento o alerta de asientos traseros ocupados para evitar que por descuido un niño o una mascota se puedan quedar encerrados en el habitáculo.

Ford Focus
El habitáculo del nuevo Ford Focus.

Electrificación y cambio automático

El nuevo Ford Focus se ofrecerá con motores de hibridación suave, gasolina y diésel. El primero es el EcoBoost Hybrid de un litro de cubicaje, con apoyo de un sistema eléctrico de 48V y potencias de 125 o 155 CV, Además, estará disponible con un cambio automático de doble embrague y siete relaciones, junto al habitual manual de seis marchas; se trata de una caja automática muy sofisticada, con transiciones rápidas y suaves, modo de conducción deportiva y levas en el volante en las versiones ST Line.

En gasolina, la oferta se centra en el EcoBoost también de un litro, en rendimientos de 100 o 125 CV y cambio manual de seis marchas. Y en cuanto a los incondicionales del gasóleo, podrán acceder al EcoBlue 1,5 litros en potencia de 95 o 120 CV, igualmente con transmisión manual de seis relaciones.

En cualquiera de las motorizaciones, el conductor puede seleccionar entre los modos Normal, Eco y Sport, que ajusta la respuesta al acelerador, la dureza de la dirección asistida y las relaciones de cambio en el caso de las cajas automáticas.

Ford ha comunicado que el lanzamiento del nuevo Focus está previsto en el mercado español para el primer trimestre del próximo año, con una tarifa de precios aún por determinar.

Ford Focus
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no