La Guardia Civil se pone seria con los controles en carretera

Se redefine el protocolo de actuación de la Agrupación de Tráfico buscando la máxima efectividad.

La Guardia Civil se pone seria con los controles en carretera

Varios agentes de la Guardia Civil, en un control. / EFE/Manuel H. de León

La Guardia Civil realiza en España (exceptuando Cataluña y País Vasco, con las competencias de tráfico transferidas) más de 28 millones de controles en carretera. La gran mayoría (23,3 millones) son de velocidad, repartiéndose el resto entre los que vigilan el consumo de alcohol y drogas, el estado de los vehículos, distracciones, uso del cinturón…

La Agrupación de Tráfico pretende ahora que sean más efectivos y su presencia preventiva, por lo que se han fijado diferentes criterios de actuación. El nuevo protocolo para los diferentes controles es el siguiente:

VELOCIDAD
Se realizarán a lo largo de una jornada en diferentes ubicaciones, evitando los de larga duración que pueden ser localizados y compartido por los conductores.

• Cubrirán todas las franjas horarias y todos los días de la semana, incluyendo las jornadas festivas.

• No se instalarán próximos a las señales de prohibición, dejando por el contrario la distancia suficiente para que el automovilista adapte su velocidad a la obligatoria.

• En las vías de alta capacidad serán más frecuentes los vehículos camuflados con un cinemómetro dinámico; en el caso de los coches uniformados se recurrirá a radares portátiles con emplazamientos laterales o elevados seguros.

• Los controles se instalarán con preferencia en tramos de alta siniestralidad y en los que la velocidad excesiva está presente con frecuencia.

• Como norma general, la notificación de la sanción se realizará en el acto.

• Cuando el control tenga la misión preventiva de evitar los excesos de velocidad, el vehículo o medio estará visible y se advertirá de su presencia.

• Si el objetivo es evitar grandes excesos de velocidad (superiores a los anteriores), los controles se podrán ubicar de forma discreta y sin señalización. El umbral de sanción se fijará, como mínimo, a partir de la infracción que suponga pérdida de puntos.

Alcohol y drogas

• Se combinarán controles visibles recurrentes en zonas de alto riesgo con otros flexibles y aleatorios.

• Se realizará en todas las franjas horarias y todos los días de la semana, incluyendo las jornadas festivas.

• Cuando se produzca una notificación de denuncia de cualquier tipo, siempre que sea posible se realizarán controles de alcohol y drogas.

• Se coordinarán los esfuerzos con las policías locales.

controles guardia civil

Las zonas de riesgo tendrán una mayor presión de controles.

Estado del vehículo

• Para los vehículos en general se comprobará que la ITV se encuentra en vigor y se controlará el estado general del mismo (en especial luces, intermitentes y neumáticos). Los agentes realizarán esta tarea en cualquier momento de su servicio y en especial cuando se detenga al automovilista por una causa justificada.

• En el caso de los vehículos comerciales el control será preferente, tanto en el caso de los destinados al transporte de viajeros como de mercancías. Se prestará especial atención al reparto de MMA inferior a 3.500 kilos, con respecto a la masa autorizada y a la tenencia de tarjeta de transporte.

Distracciones y móviles

• Se vigilará la falta de atención y el uso del móvil durante la conducción, excepto cuando se realice a través de dispositivos de manos libres.

• Los controles de los coches uniformados se complementarán con otros desde unidades camufladas.

Estado de la vía

• Los agentes trasladarán propuestas de mejora o informes de deficiencias en la vía en los tramos que los observen para su estudio por parte de la DGT.

Maniobras peligrosas

• Los agentes controlaran las maniobras antirreglamentarias en cualquier momento de su servicio y especialmente en los tramos más peligrosos.

• Se vigilarán sobre todo las maniobras en las que exista un claro riesgo de accidente, como los adelantamientos, la distancia de seguridad o los cruces.

• Vehículos camuflados completarán esta función de control.

Uso del cinturón y sillas infantiles

• Las patrullas vigilarán la utilización del cinturón de seguridad, tanto en las plazas delanteras como traseras, además de su correcta colocación y fijación.

• Especial atención a la utilización de los sistemas de retención infantil, incluyendo la instalación adecuada de los mismos en los asientos correspondientes.

• Como en los casos anteriores, vehículos camuflados complementarán las tareas de vigilancia de los coches identificados.