Actualidad

La Liga se sube a un Mazda

La marca japonesa se ha convertido en patrocinador de la liga española de fútbol durante esta temporada y con opción a las dos siguientes.

La Liga se sube a un Mazda

Mazda España quiere continuar la senda del crecimiento en el mercado nacional (este año lo hará más de un cincuenta por ciento) y para ello ha elegido utilizar una herramienta de difusión tan poderosa y eficaz como es el fútbol. La filial española de la marca japonesa se ha convertido en uno de los patrocinadores de LaLiga para esta temporada 2015/2016 y con opción a una ampliación de dos más a continuación.

Mazda no toma el relevo, como se había especulado, del BBVA como patrocinador principal de la liga española. Pero sí que jugará un papel determinante en la competición futbolística, en la que tendrá presencia en soportes publicitarios de los estadios, sus plataformas digitales y redes sociales.

José María Terol, presidente y consejero delegado de Mazda España, tiene muy claro que este acuerdo puede ayudarles a reforzar la imagen de una empresa que mantienen sus aspiraciones de crecimiento (esperan llegar a las 20.000 unidades vendidas el próximo año) y que aún tiene un amplio margen de reconocimiento general en nuestro país: “Disfrutamos de una gama de productos muy completa y con valores afianzados, como la tecnología, la fiabilidad o la eficiencia, que queremos dar a conocer entre los automovilistas españoles. Y para ello la colaboración con La Liga puede ser importante, hablamos de un acuerdo entre una de las competiciones más reputadas del mundo y una marca líder también a nivel global”.

El patrocinio se ha presentado hoy en la sede de La Liga en Madrid y con la presencia de Javier Tebas, su presidente, que se ha congratulado por volver a contar con una marca de automóviles entre sus colaboradores, además de confiar en que el acuerdo se prolongue en el tiempo.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no