Actualidad

“La Policía me paró y pensé que había hecho algo”

Wayne Griffiths, presidente de Cupra, relata experiencias con el Formentor, y también Antonino Labate, director general, y Víctor Sarasola, de marketing.

Cupra

Wayne Griffiths, presidente de Seat y de la nueva marca Cupra.

La entrevista coincide con la presentación del Cupra Formentor en Madrid, justo tras la realizada en Múnich para los países del norte de Europa y las impresiones son muy positivas: Está gustando mucho y ha permitido que se entienda lo que proponemos, comenta Wayne Griffiths, presidente de Seat y de la nueva marca Cupra. En Barcelona llevo un Formentor y todo el mundo se gira. Hace unos días me paró la policía y pensé que había hecho algo, pero solo querían ver el coche.

El hijo del dueño de un concesionario de automóviles en Leeds, donde estudió Dirección de Empresas, lleva toda su vida en el Grupo VW y en Audi en particular: entró en 1989 y, salvo un breve paso por Seat (1991-1992), ha hecho allí su carrera.

“Cupra nos permitirá hacer cosas en Europa que con Seat no podíamos”, declara en videoconferencia desde Barcelona. No solo donde ya somos fuertes, como Alemania (4% del mercado) o España (8%), también en países como Francia, Italia, Reino Unido o el norte de Europa, como Noruega, donde podemos doblar las ventas de Cupra con los enchufables.

“El primer paso que necesitamos es que el Cupra Formentor sea un éxito, y también los PHEV (híbridos enchufables) como el Cupra León, porque son el inicio de la electrificación. Luego vendrá el-Born, el primer modelo 100% eléctrico de Cupra. Así resume Wayne Griffiths (Dukinfield, Reino Unido, 1966), la hoja de ruta del despegue de la nueva marca española.

Griffiths vuelve a Seat de la mano de Luca de Meo en 2016, como vicepresidente comercial y responsable de ventas mundiales e internacionalización. Tras recibir el proyecto de convertir a Cupra en marca, en enero de 2019 pasó a ser su consejero delegado. Ahora, tras la salida del italiano es presidente de Seat y la nueva firma, y confía en que Cupra permita abrir mercados inviables ahora. Uno de cada tres León que vendemos en México es Cupra y espero tener éxito también en Colombia y Chile, donde volvimos en 2019. Pero hay mercados donde ya estamos en los que puede funcionar, como Nueva Zelanda y otros donde Seat no tenía opciones y Cupra sí, como Australia e incluso China. En una tercera fase podríamos ir a Asia-Pacífico”.

¿Dónde querría ver a Cupra en 2025? “Me gustaría que fuera una marca relevante con un buen catálogo de modelos. Pero lo importante es que podamos posicionarla como marca perfect match, el ajuste perfecto para muchos clientes. El objetivo es doblar ventas y facturar 1.000 millones de euros en 2021”.

Esas cifras suponen vender unos 25.000 Cupra y facturar casi un 10% del total de Seat. ¿Qué más huecos le gustaría cubrir en la gama? El primero es el Tavascán, un SUV más grande en el que estamos trabajando para hacer el sueño realidad. También hay un hueco para un SUV deportivo en el segmento del Arona”.

ANTONINO LABATE
Director de Estrategia, Desarrollo de negocio y Operaciones de Cupra

“Los coches eléctricos no son aburridos. Nuestros pilotos, Gené y Elkstrom, ven diferencias de manejo frente a los térmicos, pero no en emoción”.

Antonino Labate es el ideólogo de Cupra, el responsable de llenar su logo con valores que posicionen la marca: “La visión de Cupra es hacer coches capaces de generar emociones en conjunto. No solo en prestaciones, también en diseño exterior, colores, tapicerías y costuras, volante… Se trata de ofrecer una experiencia de 360 grados, porque la deportividad tiene extremos: del circuito hasta la calle. Pero siempre con coherencia, que puedas vivir esas emociones con 150 CV, aunque obviamente sin igual intensidad [frente a motores más potentes]. La ambición es interpretar el ‘Hoy’ y el ‘Now’ (ahora).

Según el ejecutivo italiano, “las marcas premium tienen una imagen tan fuerte que no les hace falta marca deportiva. Y las generalistas centran su oferta deportiva en versiones y siglas, y no logran una valoración potente. Pero en medio hay un espacio bastante grande que algunas empiezan a ocupar. Ahí es donde va Cupra, a ocupar el hueco libre entre Seat y las premium clásicas. Y añade: “Queremos trasladar las mismas sensaciones de los deportivos de combustión al coche eléctrico, que va a permitir otra vez a Cupra definir una interpretación contemporánea de las prestaciones y demostrar que los eléctricos no son coches aburridos y sin sonido, como dicen algunos”.

Los Cupra León PHEV son el ejemplo, porque demuestran que transmiten emociones y momentos adrenalínicos en las aceleraciones. Y confirman que con reglajes adecuados [dirección, suspensiones…] pueden ser tan ágiles como un térmico. Además, por fuera y por dentro pueden tener diseños sugerentes, y transmitir emociones a través de la electrificación. No será igual, será diferente, pero es una llave importante. Nuestros pilotos, Gené y Elkstrom, que prueban los dos, el León de combustión y el E-Racer eléctrico, ven diferencias de pilotaje, porque tienen comportamientos diferentes, pero dicen que transmiten la misma adrenalina y emoción.

VÍCTOR SARASOLA
Director comercial de Cupra en España

“Ofreceremos entrega y recogida a domicilio, y coche de sustitución en operaciones de más de dos horas. La experiencia del cliente será única”

Víctor Sarasola ha sido director de marketing de Cupra desde enero de 2018 y ha contribuido a fijar sus valores de marca: Vamos a trabajar tres aspectos. Reinterpretar el rendimiento y adecuarlo a la electrificación; conseguir un estilo diferente y estimulante, no solo en diseño sino en estilo de vida. Y ser alternativos y desafiar lo convencional: no necesitas el lujo para sentirte especial, pero quieres algo diferente. Y vemos un gran potencial, aunque a otro nivel, con una Cupra que aparte de las prestaciones, se abra a clientes amantes del automóvil que buscan algo especial, pero no necesitan 300 CV, les vale un enchufable de 225 CV.

Sarasola ha sumado desde septiembre áreas como posventa y desarrollo de red en España. Esto supone encargarse de que todo el proceso, desde que el coche sale de fábrica hasta que llega al cliente y después, salga bien: Hay muchas marcas con producto y medios para hacer las cosas bien. Pero queremos aprovechar la ventaja de ser pequeños para que la experiencia del cliente sea única. Vamos a un modelo de venta donde llegan súper informados y el vendedor debe ser un consultor que les facilite la vida. Por eso hemos creado el Cupra Master, un único interlocutor con la marca que se encargará de todo. Además, ofreceremos recogida y entrega a domicilio, un Cupra de sustitución para operaciones de más de dos horas y paquetes tipo drop off: llegas al concesionario, dejas la llave y se encargan de todo hasta la devolución. Son cosas que aportan valor porque siempre dan pereza.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no