Actualidad

“El Cupra Formentor combina lo mejor de dos mundos”

Jordi Gené ha colaborado en el desarrollo del nuevo SUV y conoce bien las aportaciones que puede realizar en su segmento.

Cupra

Jordi Gené, a la derecha de la imagen, junto a Wayne Griffiths, el CEO de Cupra, y el nuevo Formentor. / Cupra

De los monoplazas a los camiones, del Mundial de Turismos a piloto probador del equipo Benetton de Fórmula 1. La trayectoria deportiva y el palmarés de Jordi Gené (Sabadell, Barcelona, 1970) abarcan más de 30 años en la competición automovilística de alto nivel, una experiencia que también ha puesto a disposición de algunos fabricantes para el desarrollo de sus productos.

Ocurre así ahora con el nuevo Formentor de Cupra, la marca deportiva y exclusiva de Seat que inició su andadura de forma independiente el pasado año. Se trata de un SUV que quiere convertirse en una de las referencias de este pujante segmento, tal y como explica Gené desde su profundo conocimiento del vehículo: “Se trata de lo que se denomina un crossover, un coche que combina lo mejor de dos mundos: tiene la habitabilidad y la posición de conducción de un SUV, algo más elevada, con mayor visibilidad y sensación de seguridad, pero sin renunciar al dinamismo propio de un cupé, evitando los inconvenientes propios de otros modelos de este estilo”.

El expiloto ofrece detalles sobre las cualidades que hacen de la última creación de Cupra una propuesta tan especial en su opinión: “La estética del Formentor creo que enamora desde el primer vistazo, ofrece una posición de conducción muy de cupé; no es un conjunto nada perezoso y la geometría de las suspensiones está más próximas a las de un Seat León que a las de un SUV, por lo que al conducirlo te da la sensación de estar al volante de un coche compacto, por su dinamismo”.

Aunque el catalán destaca ante todo una característica del Formentor: “Su agilidad es increíble para un automóvil de su tamaño, al conducir en carreteras de curvas sorprende de una forma muy grata. Se ha trabajado muchísimo en la programación de toda la electrónica del vehículo, incluyendo las ayudas a la conducción, con un resultado que pone en valor ese deportividad que se ha buscado en todo momento. Se ha dado un paso adelante apreciable respecto a un Ateca, que es un coche que ya ofrece una estabilidad a un magnífico nivel”.

El Formentor se comercializará a partir del próximo otoño (aunque la semana que viene se abrirá el periodo de reservas), inicialmente con una versión de gasolina de 310 CV. El año próximo la gama se ampliará con un híbrido enchufable, que combinará un propulsor de combustión con otro eléctrico para ofrecer un rendimiento conjunto de 245 CV.

Cupra

Gené, durante el desarrollo del Formentor.

Jordi Gené también ha trabajado en la evolución de este PHEV y considera que puede ser una propuesta interesante para muchos usuarios: “Es una tecnología que ha llegado para quedarse, resulta indiscutible. La capacidad de las baterías de estos coches permite rodar muchos kilómetros sin emisiones, así que tiene todo el sentido para un gran número de conductores: tienes un coche ideal para la ciudad, que no contamina y ofrece grandes ventajas de utilización, pero también perfecto para afrontar cualquier desplazamiento largo sin limitaciones. Sobre todo cuando además disfrutas de la cualidades dinámicas del Formentor, tanto en prestaciones como en comportamiento”.

Todo un desafío mantener ese dinamismo en un conjunto condicionado por un peso añadido importante, propio de este tipo de mecánicas complejas: “El Formento PHEV deja atrás las limitaciones propias de otros modelos con esta tecnología, en los que se nota el exceso de kilos en maniobras como los cambios de dirección. Su plataforma es muy avanzada y la electrónica es determinante para que la dinámica del coche resulte excepcional, ayudando en la entrada en curva hasta hacerla similar a la de un turismo convencional”.

Cupra se posiciona por encima de un referente como es Seat, prometiendo una calidad general que refuerce ese escalón superior y que nada tenga que envidiar al de otras marcas reconocidas como premium. Una percepción que igualmente ha tenido Jordi Gené durante su trabajo de desarrollo con el Formentor: “Cupra está un punto más arriba de Seat y es algo que se aprecia nada más subirte al coche. Sin duda alguna ofrece detalles de coche premium, desde que cierras la puerta hasta cuando tocas los materiales que utiliza, pasando por su equipamiento. Es una marca que complementa a la perfección a Seat, una diversificación de la oferta que será capaz de satisfacer a cualquier cliente. Algunos vehículos hubieran sido difíciles de justificar dentro de la estrategia de la marca, pero no así con la filosofía de Cupra, con lo que es una muy buena solución para diversificar”.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no