Actualidad

La quinta generación del Astra

Rebaja hasta 200 kg de peso, ofrece una gama de motores centrada en la eficiencia y adopta un diseño en la línea de Corsa y Adam.

La quinta generación del Astra

Habiéndose filtrado ayer, era cuestión de horas que Opel lo hiciera oficial: así será el nuevo Astra, la quinta generación del modelo que debutará en el próximo Salón de Frankfurt en septiembre.

No hay duda de que tiene ADN Astra, pero llega con los suficientes cambios estéticos como para diferenciarse bastante de la generación previa. Si el modelo que hasta ahora se comercializaba lucía unas formas redondeadas y ligeramente musculosas, el nuevo presenta un conjunto más estilizado, menos voluminoso y que recoge rasgos de sus dos hermanos pequeños. Del Corsa toma la posición más baja de la parrilla, que ayuda a que en conjunto se perciba una línea de cintura rebajada; y del Adam el acabado del pilar C con una zona en negro para dar la impresión de un “techo flotante”. En el frontal gana protagonismo la parrilla, ligeramente más grande y con un marco cromado que la une con los pilotos.

Todo en la quinta generación del modelo da la impresión de que es más compacto que su predecesor, algo que no es casualidad ya que, mirando a sus dimensiones, comprobamos que efectivamente así es. Reduce su longitud hasta los 4.370 mm (casi 50 mm menos), su altura de 1.460 mm es 26 mm menor y hasta la distancia entre ejes es 20 mm más corta que antes (aunque el interior es más espacioso, con 35 mm extra para las piernas en las plazas traseras).

A su tamaño más contenido hay que sumarle el empleo de una nueva arquitectura de diseño y materiales ligeros pero resistentes, según el acabado y el motor que monte, pesa entre 120 y 200 kg menos que la generación saliente. Todo esto resulta en un coche más ágil y ligero que, además, tiene un coeficiente aerodinámico menor a 0,30.

Menos tamaño, menos peso y mejor aerodinámica. Los derroteros que ha querido seguir Opel con el nuevo Astra pasan por mejorar la eficiencia de su popular compacto, algo que ayuda a conseguir una gama de motores de última generación.

Aún no se ha concretado todas las opciones, pero si que se ofrecerán varios propulsores diésel y de gasolina, que se moverán entre los 95 y los 200 CV y que tendrán como máximo una cilindrada de 1,6 litros. El fabricante destaca la presencia del nuevo 1.4 ECOTEC de aluminio que desarrolla 145 CV y 235 Nm de par.

Pasando al ámbito tecnológico, contará con el nuevo sistema IntelliLux LED, que conecta las largas al salir de ciudad y, empleando una cámara frontal, recortan su distancia de iluminación al detectar vehículos, para no deslumbrar. También se incorpora la gama el servicio de asistencia y conectividad Opel OnStar, la nueva generación de IntelliLink con compactibilidad Android Car y Apple Car Play y sistemas de seguridad que ya conocemos: reconocimiento de señales, control de crucero, avisador de ángulo muerto, cámara trasera…

En el Salón de Frankfurt tendremos más información, como precios, niveles de acabado que tendrá la gama y si habrá versión con carrocería de tres puertas (esperemos que sí).

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no