• 1 / 10

    BMW Isetta // 1953

    Era feo, pero tuvo éxito. Aunque nació en Italia de la mano de la factoría Iso, el modelo lo popularizó BMW. Y logró el éxito porque después de la Segunda Guerra Mundial los conductores necesitaban coches baratos. Con capacidad para dos personas, tenía 2,3 metros de longitud y un motor monocilíndrico de 236cc y 9,5 CV. Alcanzaba los 75 km/h y consumía tres litros cada 100 kilómetros.

  • 2 / 10

    Subaru 360 // 1958

    "Era 1958 y ese año, en Japón, creamos el primer vehículo de Subaru para pasajeros". Son palabras de la propia marca, que recuerda también la primera campaña en televisión de Subaru. El protagonista estaba anunciado con un curioso lema: se trataba de un coche "barato y feo" que podía llegar "a cualquier lugar". Subaru hablaba probablemente en broma, pero muchos creerán que la marca japonesa tenía razón.

  • 3 / 10

    Citroën Ami 6 // 1961

    Nació para cubrir un gran vacío. Citroën necesitaba un modelo intermedio entre su coche de masas (el 2 CV) y el elitista Citroën DS, y de paso quiso atraer específicamente la atención de las conductoras. Su publicidad lo decía sin rodeos: “Para usted, señora”. Tenía un motor de 22 CV y llegaba a una velocidad máxima de 105 km/h, y tenía una buena habitabilidad a pesar de su longitud, apenas 3,86 metros. El corte abrupto en la silueta, con la luna trasera invertida, es más que discutible, pero el coche fue un éxito de ventas.

  • 4 / 10

    Alfa-Romeo SZ // 1989

    Un diseño que enamoró a muchos y espantó a otros tantos. Fue bautizado Il Mostro ('El Monstruo'). Tenía un gran coeficiente aerodinámico y bajo su capó ocultaba un motor V6 de tres litros que desarrollaba una potencia de 210 CV y un par de 245 Nm. Con un peso algo superior a los 1.200 kilos, aceleraba de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos. Se programó la producción de 1.035 unidades que no se vendieron hasta 1996.

  • 5 / 10

    Chevrolet Lumina APV // 1990

    Un gran monovolumen que rozaba los cinco metros de longitud y tenía espacio para siete pasajeros. Apareció en la época en la que este tipo de coches estaban en auge, pero pasó por el mercado sin hacer ruido, probablemente penalizado por su estética, con un morro excesivamente largo y unas líneas muy poco definidas en el conjunto de la carrocería. La marca lo retiró en 1996.

  • 6 / 10

    Suzuki X-90 // 1995

    Basado en el Suzuki Vitara, el X-90 fue el extraño resultado de colocar la carrocería de un biplaza descapotable sobre el chasis del todoterreno. La impresión que da el vehículo es que la idea original queda atrapada y apretada en un modelo muy corto e innecesariamente sobreelevado. Se vendieron 7.000 unidades hasta su retirada del mercado (1998), la mayoría en Estados Unidos.

  • 7 / 10

    Aston Martin Lagonda // 1999

    Nacido por el encargo de un particular, el Lagonda Shooting Brake terminó convertido en una de las mayores rarezas históricas de la marca británica. Su desarrollo se alargó de 1996 a 1999, y el resultado fue un modelo extremadamente definido en la parte delantera y muy tosco en la parte trasera, lo que generaba un conjunto nada equilibrado.

  • 8 / 10

    Chrysler PT Cruiser // 2000

    Chrysler quiso dotar al modelo de una imagen particular y lo consiguió. Sin embargo, el público no quedó muy convencido con un modelo que no encajaba –por su aspecto– ni entre los turismos convencionales ni entre los monovolúmenes. Una estética recuperada de los años cuarenta, con volúmenes exagerados, especialmente en los pasos de rueda, pero también en la parrilla y el paragolpes, que no cuajó entre los clientes principios de siglo. Se mantuvo en el mercado hasta 2010, pero se despidió sin pena ni gloria.

  • 9 / 10

    Toyota Will // 2000

    Toyota recibió el año 2000 con el lanzamiento del WiLL VI, un coche especialmente llamativo. Pensado para el tráfico urbano, contaba con motor 1.3 de 88 CV y su longitud no llegaba a 3,70 metros, pero lo que destacaba era su imagen extravagante. Fundamentalmente, por la luna trasera invertida, que cortaba abruptamente el diseño y hacía que la zaga pareciese un raro añadido a la carrocería. Las cifras de ventas decepcionaron a la marca, que dejó de fabricar el coche a finales de 2001.

  • 10 / 10

    Renault Avantime // 2001

    Tuvo una vida de apenas año y medio. Nació con el siglo XXI y con una estética más que discutible, con una zaga cortada que también lució la primera generación del Megane. Por lo demás, mostraba otros aspectos que se pusieron asimismo en entredicho, como las entradas de aire sobre los faros delanteros, la ausencia de pilar B o ese cierto aspecto de cupé que no parecía encajar en un monovolumen, con una longitud de 4,64 metros y una anchura de 1,82 metros.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no