Actualidad

Los coches más viejos de Europa están en España

El 64% de turismos en circulación tienen más de una década, y la edad media del parque móvil supera ya los 13 años de antigüedad.

Anfac parque movil España

Un coche antiguo puede tener su encanto, pero se ve claramente superado por uno moderno en confort, prestaciones, comportamiento, seguridad, consumo, emisiones y un largo etcétera de conceptos adicionales. Por eso, los datos que ofrece Anfac en su memoria anual de 2020 resultan preocupantes.

La patronal de los fabricantes señala que el parque móvil español es el más envejecido de toda Europa, alcanzando una edad media de 13,1 años frente a los 10,8 que tiene, en promedio, el territorio comunitario. Y además ha vuelto a subir, porque en 2019 era de 12,6 años.

Según el informe, el 63,7% de turismos que circulan por España tiene más de 10 años, un porcentaje que llega al 67% en el caso de los vehículos industriales, como los camiones. Entre los comerciales ligeros, como las furgonetas, el ratio es del 63%, y en el caso de los autobuses y microbuses, del 55%.

Las perspectivas tampoco son buenas, porque el mercado de coches nuevos sigue a la baja y, en cambio, el de usados continúa al alza, en la mayoría de casos con modelos que superan la década de antigüedad. En 2020 se matricularon poco más de 850.000 automóviles a estrenar, pero cambiaron de propietario más de 1,15 millones de segunda mano.

Un coche ya veterano responde peor ante una situación de emergencia, apenas cuenta con sistemas de ayuda para el conductor y proporciona asimismo una protección inferior si el accidente llegara a ocurrir. Y también consume y contamina más.

Anfac señala que un automóvil actual emite hasta un 86% menos óxidos de nitrógeno y hasta un 99% menos partículas que un modelo de hace 15 años, gracias a los sistemas de descontaminación que se han ido incorporando. Y se podría añadir que las emisiones de CO2, un valor que discurre en paralelo con el consumo, han bajado en el mismo periodo más de un 25%.

En la gráfica se aprecia la reducción continua desde 2008. El repunte de 2016 a 2019 se debe a la demonización del diésel, que emite como poco un 20% menos CO2 que la gasolina, y también al auge de los SUV, que consumen y emiten más que los turismos, y muchos de los comprados eran además de gasolina. La recuperación de 2019 a 2020 se explica por la cierta expansión de los modelos de cero emisiones, como los eléctricos y los híbridos enchufables, aunque de momento solo suponen el 2,2% del parque móvil.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no