Los agentes de la Guardia Civil, ‘obligados’ a incumplir la ley de tráfico con sus nuevos coches eléctricos

La asociación AEGC denuncia los problemas de los agentes a la hora de patrullar con algunos de los modelos adquiridos por el cuerpo.

Coches eléctricos Guardia Civil
Varias unidades de Renault Mégane E-Tech de la Guardia Civil.

De cuando en cuando la Guardia Civil anuncia la incorporación de nuevos vehículos a su flota. Siguiendo la tendencia de la electrificación para tener automóviles más limpios, en las últimas rondas de adquisiciones ha sumado tanto coches híbridos enchufables como eléctricos. Ahora, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) denuncia que estos últimos les obligan a incumplir las normas de tráfico.

Según ha publicado esta asociación, los vehículos “tienen un maletero tan pequeño que los agentes se ven obligados a llevar parte del material necesario para el ejercicio de su función suelto en las plazas traseras”.

Esta circunstancia les obliga a incumplir el artículo 18 del reglamento de circulación, que obliga a cuidar “la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Por otra parte, llevar bultos sueltos en el habitáculo supone un riesgo para sus ocupantes. En caso de un siniestro que produzca una deceleración brusca, como un choque frontal, los objetos pueden salir disparados y multiplican su peso, pudiendo ocasionar lesiones graves a los ocupantes del vehículo.

La AEGC suma otra queja adicional, relacionada con la autonomía de los coches, que a efectos prácticos calcula en unos 325 kilómetros reales. En su opinión, “una distancia ridícula para llevar a cabo la labor de la Agrupación que a diario en cada turno puede perfectamente superar e incluso duplicar esa distancia. Es decir que estarán obligados a parar a repostar en mitad de cada turno”.

Los coches eléctricos de la Guardia Civil

Aunque en la denuncia no se concreta el modelo de eléctrico causante de los problemas, podría ser el Renault Mégane E-Tech, pues es una de las incorporaciones más recientes a la flota del instituto armado.

Fue el pasado 1 de diciembre de 2023 cuando se anunció la adquisición de 117 unidades del SUV compacto, un vehículo que mide 4,21 metros de largo y que en la versión elegida, con 220 CV de potencia y batería de 60 kW de capacidad, homologa una autonomía de hasta 450 kilómetros.

Coches eléctricos Guardia Civil

Unas semanas antes, la Guardia Civil adquirió 59 unidades de la Citroën e-Berlingo. Se trata de uno de los vehículos comerciales ligeros y compactos más popular de su segmento.

La versión eléctrica de esta furgoneta compacta está equipada con un motor de 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par máximo. Su batería de iones de litio de 50 kWh promete una autonomía oficial, según el ciclo WLTP, de 280 kilómetros.

Antes, en 2022, al parque automovilístico de la Guardia Civil llegaron 230 unidades del Nissan Leaf.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Mario Herráez

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Lleva una década dedicándose al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.

Más Información

coche REX
nuevo Renault 5

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no