Las cifras sobre siniestralidad en las carreteras aumentaron en 2017 por cuarto año consecutivo y, para evitar que la tendencia siga asentándose, la Dirección General de Tráfico (DGT) prepara un 2018 de cambios. Numerosos y además de gran calado.

Habrá más radares, una nueva normativa de tráfico, modificaciones en la ITV y sanciones más duras para los conductores reincidentes en el consumo de alcohol y drogas, entre otras medidas. Estas son las principales novedades, nacidas mayoritariamente de la ley de seguridad vial que se aprobará este año:

CARNET POR PUNTOS

Algunas voces han señalado preocupación por la pérdida de eficacia del carnet por puntos (el RACE, por ejemplo), y la DGT responderá con una revisión del catálogo de infracciones que restan puntos y de los cursos que sirven para recuperarlos.

MÁS RADARES
En España hay 27 radares fijos por cada millón de habitantes (la media europea es de 73), según datos de la DGT. Para evitar que se sobrepasen los límites de velocidad, Tráfico planea aumentar el número de cinemómetros en carreteras secundarias y los colocará en función de la peligrosidad de la vía.

AVIONES Y DRONES

En Tráfico preocupan especialmente el exceso de velocidad y las distracciones al volante, sobre todo el uso del móvil. Por eso, a la labor de la Agrupación de Tráfico y de los helicópteros Pegasus se va a sumar la vigilancia de los drones. Estarán operativos a finales de 2018 o, como tarde, a principios de 2019. También se han realizado ensayos con una aeronave denominada MRI.

ALCOHOL Y DROGAS

Tras la aprobación de la nueva ley de seguridad vial, la DGT podrá suspender el permiso de conducir (pérdida de todos los puntos) a quienes sean sancionados dos o más veces en el mismo año por consumo de alcohol y drogas. Además, los reincidentes deberán ser evaluados por el sistema público de salud de su comunidad autónoma. Una vez recuperados los puntos, perderán el carnet para siempre en caso de reincidir.

CAMBIOS EN LA ITV

Un real decreto aprobado en octubre pasado introduce diversos cambios en la ITV, con dos novedades fundamentales. La primera de ellas afecta directamente a los usuarios. Hasta el momento, si un vehículo no superaba al primer intento la inspección, el propietario estaba obligado a repetirla en la misma estación. A partir de ahora, el usuario pueda acudir a un centro diferente una vez subsanadas las carencias o defectos que provocaron el informe desfavorable.  

Por otra parte, las estaciones de ITV deberán disponer de herramientas de diagnóstico que se conecten a los puertos de adquisición de datos de los vehículos, lo que permitirá comprobar el buen funcionamiento de los sistemas electrónicos de seguridad y las emisiones. Es decir, habrá un mayor control y rigoren estos aspectos, hasta ahora más difíciles de verificar por los métodos tradicionales.

VEHÍCULOS HISTÓRICOS

El decreto que regula la nueva ITV tambien modifica la consideración de los vehículos históricos. Antes podían considerarse como tal los coches de 25 años o más, con diversas ventajas tipificadas. A partir de ahora, habrá que esperar hasta los 30 años de antigüedad a contar desde la fabricación o primera matriculación. Así lo estipula la Federación Internacional de Vehículos Antiguos (FIVA) y así es en casi todos los países de la Unión Europea.

NUEVO EXAMEN DE CONDUCIR

La DGT quiere conductores bien preparados desde el principio, por lo que se plantea algunas modificaciones en el modelo de examen de conducir en la futura legislación. De este modo, quiere evitarse que los aspirantes se sometan al examen sin recibir clases, aparte de que reciban un curso previo de concienciación sobre los riesgos al volante. Se introducirán nuevos materiales de estudio y se incluirán siempre pruebas de conducción con GPS.

OTRAS NOVEDADES

Entre las medidas planteadas para el próximo año, destaca la posibilidad de que los conductores de moto se vean obligados a llevar en todo momento chaqueta de protección y guantes. Además, la DGT aprobará la nueva estrategia de seguridad vial 2018-2020 y medidas que incentiven la renovación del parque automovilístico, actualmente muy envejecido.