Actualidad

Mazda3 2019: diseño más afilado y una clara apuesta por el confort

Su cuarta generación respeta la estética del prototipo original y recibirá una nueva gama de motores con versiones microhíbridas.

Mazda 3

El Mazda 3 estrenará el esperado motor Skyactiv-X, un gasolina con consumos de diésel.

Hace ya un tiempo Mazda adelantó la cuarta generación del Mazda3 con un prototipo, el Kai Concept. De estética muy llamativa, la cuestión era si el nuevo Mazda3 mantendría sus característicos rasgos. Y la compañía japonesa no ha defraudado. Aunque su diseño no es la única novedad importante que trae consigo.

El nuevo Mazda3, presentado en el Salón de Los Ángeles, abre la veda para los próximos lanzamientos de la casa en términos de diseño. El lenguaje conocido hasta ahora sigue de fondo, pero evoluciona hacia unas formas todavía más afiladas. El frontal mantiene una parrilla en forma de diamante, pero los grupos ópticos son mucho más finos. Es en la vista lateral donde se aprecian mejor los cambios en sus proporciones, con un pilar C más ancho que es la antesala de una zaga más alta. Esto difiere en la carrocería sedán, con la que también se pondrá a la venta.

Pero no todo es imagen. El nuevo Mazda3 estrena la Skyactiv Vehicle Architecture, una arquitectura que combina chasis con otros elementos del vehículo para mejorar la rigidez estructural, reducir ruidos y vibraciones y, en definitiva, optimizar el confort.

En el habitáculo apuesta por las líneas sencillas y la horizontalidad, presentando un volante de tres radios, un cuadro de instrumentos analógico formado por tres relojes y una consola central de 8,8 pulgadas que, aun manteniendo la disposición de pantalla flotante de la generación previa, está mejor integrada en el salpicadero.

Estará disponible con una gama de motores bastante amplia, formada por bloques de gasolina 1.5, 2.0 y 2.5, además de por un diésel 1.8. En el lanzamiento en España, previsto para el próximo mes de febrero, se ofrecerán el gasolina 2.0 de 122 CV y el 1.8 diésel de 116 CV, con un precio de arranque de 23.415 euros.

La opción más interesante, no obstante, es el inédito propulsor Skyactiv-X. Se trata de un motor gasolina que utiliza la tecnología SPCCI (Spark Plug Controlled Compression Ignition) para conseguir unas cifras de consumo equivalentes a las de un diésel. Su cilindrada es de dos litros, se estima que alcanzará (los datos no son aún oficiales) los 190 CV de potencia con un espectacular par motor de 320 Nm. Contará, además con un sistema de microhibridación. Eso sí, habrá que esperar hasta junio para su comercialización.

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no