Actualidad

Nuevo Mazda CX-30, la siguiente interpretación del lenguaje Kodo

La familia de todocaminos de la marca japonesa incorpora un nuevo modelo SUV compacto de corte más dinámico.

Mazda CX-30

El diseño del CX-30 transmite dinamismo y elegancia.

Mazda cuenta con una gama de todocaminos de lo más completa, que cubre las necesidades de la práctica totalidad de los clientes interesados en este este segmento tan de moda. Una filosofía que ha llevado a la marca japonesa a crear el CX-30, un nuevo SUV híbrido con etiqueta ECO para aquellos que necesiten más espacio del que ofrece un CX-3 pero sin por ello renunciar ni al dinamismo ni al atractivo que supone el lenguaje de diseño Kodo.

Herencia de la tradición japonesa

El diseño KODO,  Alma del movimiento, de Mazda lleva guiando las líneas maestras de todos los lanzamientos de la compañía desde hace casi una década y ahora ha evolucionado hacia una filosofía que profundiza sus raíces en la tradición artística japonesa. El nuevo SUV híbrido Mazda CX-30 combina la elegancia y sofisticación que le caracteriza con una voluntad de pureza, optando por un estilo minimalista en el que sean las luces, reflejadas sobre la carrocería, las que de nuevo ayuden a definir las formas del SUV en una sintonía cambiante conforme avanza el día.

Hereda este estilo directamente de la caligrafía japonesa, en la que se conjugan tres pilares básicos. Son Yohaku, o la belleza del espacio vacío, que aquí busca eliminar todo elemento superfluo tanto en el exterior como en el interior del vehículo; Sori, las curvas armoniosas y equilibradas que se reflejan en el arco que define el lateral del CX-30 desde la aleta delantera hasta la rueda trasera; y Utsuroi, el juego de luces y sombras que en la carrocería, bajo la línea de los hombros, dibujan una forma en S que va cambiando a medida que el coche se mueve.

Mazda recurre en el interior a la filosofía de menos es más, aunando un diseño centrado en el ser humano, algo que se concreta en una disposición intuitiva del habitáculo, con elementos como el sistema de infoentretenimiento o el Head-Up Display situados al alcance del conductor, a los que se accede de manera natural e intuitiva. Se pueden apreciar dos áreas de contraste: una primera acogedora y armoniosa para el conductor, y otra abierta, limpia y espaciosa para el pasajero.

Los ocupantes del CX-30 también experimentarán las sensaciones propias de una cuidada selección de materiales y el esmero en los acabados, sin olvidar una calidad de sonido de primer nivel. Los estudios de Mazda al respecto han dado como resultado una propagación del sonido de alta fidelidad gracias a la insonorización del habitáculo y a una ubicación ideal de los altavoces del sistema de audio BOSE.

Unión entre hombre y máquina

El mayor tamaño del SUV híbrido Mazda CX-30 propicia que su versatilidad interior y capacidad de maletero se incrementen aunque, a la vez, sus dimensiones compactas garantizan la facilidad de aparcar en espacios reducidos, un radio de giro optimizado y un excelente tacto de conducción. Para ello es determinante la Skyactiv-Vehicle Architecture, que ha permitido reforzar la conexión entre coche y ser humano con una postura óptima al volante, una mayor visibilidad y un comportamiento intuitivo. Todo ello en un entorno de cuidados ajustes y materiales de primera calidad que contribuyen a crear un ambiente premium.

Sus motores de gasolina se benefician del Mazda M Hybrid, un sistema de hibridación suave que reduce los consumos y rebaja las emisiones; además, optimiza la respuesta del propulsor para que las reacciones sean más rápidas y suaves, sin olvidar el hecho de que le permite beneficiarse del distintivo ECO de la DGT. Otro punto destacable es que el sistema de tracción a las cuatro ruedas de las versiones que lo montan se combina con el G-Vectoring Control Plus, que reparte el par de manera individual y adaptada en cada rueda, mejorando el control y la estabilidad en curva.

La máxima seguridad

Como es habitual en Mazda, el nuevo Mazda CX-30 incorpora todas las tecnologías de seguridad activas y pasivas de sus lanzamientos más recientes, como el exitoso Mazda3. Entre ellas destacan todos los elementos i-Activsense, como el detector de fatiga para el conductor, con cámara, que monitoriza el estado de quien va al volante y avisa con una alarma si identifica algún peligro potencial. Por si fuera poco, trabaja en sintonía con la frenada de emergencia para acortar los tiempos de respuesta. El conjunto de todos los sistemas contribuyen a elevar la experiencia de conducción a nuevas cotas de placer, mientras que el resto de ocupantes disfrutan de un amplio espacio interior con un alto grado de confort.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no