Patinetes con control de alcoholemia

Voi, empresa especializada en micromovilidad, propone actuaciones innovadoras para mejorar la seguridad de estos nuevos vehículos y evitar usos perniciosos.

Patinete
El usuario deberá superar un test psicotécnico antes de poder iniciar la marcha.

Varios usuarios, como ya sucedió al principio con las bicicletas, están utilizando los patinetes durante el fin de semana para irse de fiesta. Y estos nuevos vehículos se están convirtiendo así en un sustituto inapropiado del taxi o el transporte público durante el ocio nocturno.  

Este es, al menos, uno de los usos perniciosos detectados por Voi, compañía especializada en micromovilidad que opera actualmente en Sevilla y Málaga. Y para combatirlos, la empresa propone actuaciones innovadoras que espera ayuden a reducir al mínimo los percances asociados a estos nuevos VMP o Vehículos de Movilidad Personal, como los clasifica la normativa.

Patinetes: si bebes, no lo uses

Una de las actuaciones más curiosas se denomina Prueba de reacción, y consiste en una especie de test psicotécnico que busca impedir que los usuarios ebrios puedan conducir el patinete. También hay otras como el Asistente de estacionamiento, que impondrá sanciones a la tercera vez que se deje el modelo abandonado o mal aparcado.  

Conviene recordar que la normativa asociada a los VMP, que entró en vigor el pasado 2 de enero, detalla por dónde pueden circular y por dónde no. Las calles urbanas y los carriles bici son los espacios en los que se permite su uso, pero no en las aceras, túneles, travesías, carreteras, autovías y autopistas.

Y, al circular por una calle, hay que cumplir las mismas reglas, en alcohol y aparcamiento, que si se fuera en una moto o un coche. La citada reglamentación rige a nivel nacional, aunque varios Ayuntamientos, a través de ordenanzas municipales, han desarrollado normativas complementarias.

Cómo es el test

Antes de poder iniciar la marcha, Voi va a solicitar a los usuarios que completen una especie de prueba en la aplicación de su móvil. Como detalla la empresa en el comunicado, “la app pedirá a los usuarios superar un test en el que deben pulsar cascos en la pantalla en una frecuencia aleatoria y superar una puntuación establecida”. Y así se valorará la condición física del usuario.

En caso de no pasar el examen, el patinete no arrancará. Voi, eso sí, no detalla cuántos intentos puede hacer el conductor en cada unidad, ni tampoco si se puede intentarlo en otro diferente.

En cuanto al estacionamiento, la app solicitará que el usuario haga una foto y la envíe, y después la empresa comprobará si coincide con su ubicación GPS y si el emplazamiento es correcto. En caso contrario, se mandará un aviso, y al tercero se generará una sanción, que todavía no sé sabe en qué consistirá.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

detenida sentido contrario
De 100 a 0

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no