Actualidad

Seat quiere seguir vendiendo coches… pero también kilómetros

La marca desarrolla un ambicioso proyecto de movilidad con el que complementar su negocio tradicional.

Seat leon ibiza

El proyecto del Minimó se encuadra dentro de la estrategia de movilidad de Seat. / Seat

La transformación de la movilidad afecta muy directa y proporcionalmente a la industria de la automoción. La concentración de la población en las grandes ciudades y los hábitos cambiantes de los usuarios obligan a las marcas a adaptarse a un nuevo escenario en el que todas buscan posicionarse lo más ventajosamente posible. Es el caso de Seat, encargada de liderar la estrategia de micromovilidad del Grupo Volkswagen con un ambicioso proyecto que debería complementar en el futuro sus negocios clásicos de producción y venta de coches.

El objetivo de Seat es ofrecer a los ciudadanos soluciones de transporte que cubran cada una de sus necesidades puntuales y que van mucho más allá de la simple propiedad del automóvil, una práctica con una tendencia claramente a la baja. Los principios de su estrategia los resume el acrónimo CASE, correspondiente a las características de los vehículos que se deben imponer en este entorno: conectados, autónomos, de servicio compartido y, por supuesto, eléctricos.

Seat ha creado XMOBA Ventures para afrontar los desafíos que supondrá este cambio de paradigma en la movilidad. Una compañía que aglutinará  los proyectos que se planteen en este ámbito, tal y como explica su directora ejecutiva, Arantxa Alonso: “Queremos impulsar soluciones que se adapten a los ciudadanos, con el objetivo de simplificar sus necesidades de movilidad”.

Es el caso de Respiro, el servicio de coche compartido que ya está en marcha y que cuenta con 250 coches y más de 12.000 usuarios en la Madrid. También se encuentran en funcionamiento en la capital y en Málaga los patinetes de UFO, con 17.000 usuarios entre ambas ciudades. Se trata sólo de un primer paso de los muchos que Seat tiene previsto dar en esta dirección, como apunta Lucas Casasnovas, director de márketing de producto de la compañía: “No pensamos que en el futuro se vayan a vender menos coches, los que existan serán eléctricos y compartidos, con una utilización muy superior a los actuales en propiedad que exigirá una renovación más frecuente. En Seat queremos seguir vendiendo coches pero también kilómetros, servicios para los usuarios dentro de nuestro entorno y que les resuelvan sus necesidades de movilidad. Serán automóviles, patinetes o cualquier otro vehículo que cumpla con este objetivo”.

Seat leon ibiza

La variedad de vehículos es clave en la nueva movilidad. / Seat

La electrificación de su gama también jugará un papel determinante en esta profunda transformación. Modelos como el Mii Electric, el próximo el-Born (el primero desarrollado sobre una plataforma específica para coches eléctricos) o el proyecto aún por confirmar del Minimó deben servir a Seat para desarrollar una estrategia de movilidad que se plantean como complementaria a sus actividades tradicionales.

Lo resume de forma sencilla Jordi Caus, responsable de nuevos conceptos de movilidad urbana de la marca: “La movilidad del futuro requiere innovación, coordinación y una estrategia bien definida para proporcionar servicios más eficientes y sostenibles. El Minimó sintetiza todas estas variables y reduce las dificultades en los trayectos urbanos, es el futuro de esta movilidad”.

De forma más inmediata, los servicios de Respiro empezarán a estar disponibles para aquellas empresas que quieran dotar a sus trabajadores de una solución de transporte eficiente. En Seat ya funciona a modo experimental entre sus empleados y ahora llega, en una primera fase de expansión, al despacho de abogados Cuatrecasas y a la energética Cepsa, que dispondrán de coches de gas natural comprimido para compartirse entre sus plantillas.

Además, desde XMOBA se desarrollan aplicaciones que simplifiquen las necesidades de movilidad de las personas, independientemente de la marca del automóvil que utilicen. Ya se encuentra operativa Justmoove, capaz de ofrecer servicios como comparativa de gasolineras, taxis, aparcamientos o peajes; y antes de final de año llegará Komuti, otra aplicación móvil que permitirá a los usuarios organizarse para compartir coche hacia y desde sus lugares de trabajo.

Son soluciones que deben crear un entorno eficaz, práctico y eficiente para la movilidad de las personas, al que se irán incorporando poco a poco otras propuestas que permitan a Seat cumplir con su ambición de jugar un papel destacado en una nueva economía compartida, colaborativa y sostenible.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no