Eléctricos

Seat el-Born, el eléctrico que pretende enamorar

Un prototipo que adelanta fielmente el modelo que se venderá en 2020, con un diseño espectacular y una autonomía de 420 kilómetros.

coches electricos

El diseño del primer eléctrico de Seat no deja en ningún caso indiferente. / Seat

El próximo Salón del Automóvil de Ginebra será el escenario de la presentación del el-Born, nombre que Seat ha elegido para un prototipo que adelanta, con bastante fidelidad, el que será el primer coche eléctrico de la marca y que estará en el mercado a lo largo de 2020. Un nuevo concepto de movilidad y conectividad basado en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen.

El diseño y desarrollo del vehículo ha corrido íntegramente a cargo de los ingenieros de Seat en Barcelona, aunque se fabricará en la planta alemana de Zwickau. El diseño del Seat el-Born es espectacular, rebosante de deportividad y con un esmerado trabajo en la aerodinámica, esencial en los eléctricos.

Carece de la innecesaria parrilla delantera de refrigeración y el perfil de su carrocería compacta de cinco puertas es muy afilado. La imagen del modelo definitivo no distará mucho de la que adelanta este prototipo, quizá tan solo se modifiquen los difusores traseros.

En palabras de Alejandro Mesoneros-Romanos, director de Diseño de Seat, con esta propuestas se plantean el desafío de cambiar la percepción general que los automovilistas tienen sobre los coches eléctricos: “El el-Born es el reflejo de nuestro diseño en la nueva era de coches eléctricos. Nuestro equipo de desarrollo se ha tomado muy en serio el reto de hacer atractivo nuestro primer coche eléctrico. Conducir un eléctrico ha de ser emocionante y divertido. Tenemos que hacer que nuestros clientes se enamoren de la idea del coche eléctrico”.

El interior pretende ofrecer el máximo espacio posible dentro de sus dimensiones, con una experiencia de conducción que Seat califica como “completamente nueva”. Los elementos flotantes destacan en el salpicadero, que cuenta con una instrumentación digital junto a una pantalla de infoentretenimiento de 10 pulgadas. Todas las líneas de diseño interiores se dirigen hacia el conductor, que podrá realizar de este modo su tarea con la mayor comodidad y funcionalidad posibles.

En cuanto a la mecánica, Seat afirma que con el el-Born pretende satisfacer las exigencias de los usuarios tanto en términos de rendimiento como en autonomía, sin duda el gran reto actual de las mecánicas eléctricas. Declara para su motor una potencia de 150 kW (204 CV), que le permiten alcanzar los 100 km/h desde parado en 7,5 segundos. Sus baterías de alta densidad tienen una capacidad de 62 kWh, que se traduce en un alcance en homologación WLTP de 420 kilómetros.

Una batería que es compatible con cargadores de corriente continua de hasta 100 kW, una característica que facilita recargar el 80% de su capacidad desde vacío en tan sólo 47 minutos. Además, el el-Born cuenta con un sistema de gestión térmica ideado para maximizar la autonomía en condiciones ambientales extremas: una bomba de calor reduce el consumo de la calefacción y ahorra hasta 60 kilómetros de autonomía.

Las ayudas a la conducción son otro de los puntos fuertes del primero eléctrico de Seat, que cuenta con los dispositivos necesarios para alcanzar un Nivel 2 de conducción autónoma. Así, es capaz de controlar de forma parcial la dirección, aceleración y frenada, además de ofrecer un sistema de aparcamiento inteligente.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no