Actualidad

Los últimos días para comprar un coche al mejor precio

El final del año ofrece, por diferentes circunstancias, oportunidades especialmente ventajosas en los concesionarios.

Concesionario

Llega un buen momento para visitar concesionarios y buscar coche.

El mercado libre de la venta de automóviles ofrece múltiples variables en el precio de los productos. Sabido es que las tarifas pueden variar por diferentes circunstancias, desde la disponibilidad de unidades en cuestión a la competencia entre los concesionarios, pasando por la renovación de modelo, los cambios normativos y, desde luego, la estacionalidad. En referencia a este factor temporal, estos últimos días del año suelen resultar un momento especialmente propicio para comprar un coche y ahora no es ninguna excepción.

Son varias las circunstancias por las que durante los próximos días aparecerán en el mercado oportunidades interesantes. La más evidente y reiterada cada ejercicio es la necesidad de las redes de ventas de cumplir con los objetivos presupuestados, bien sean los propios del concesionario o los impuestos por las marcas a las que representan. Alcanzar un determinado número de operaciones representa, al margen de los beneficios evidentes de cada una de ellas, incrementos en las comisiones por volumen que se acuerdan.

Por tanto, los vendedores disponen de cierto margen de negociación, reduciendo el beneficio en algunas unidades que les permitan alcanzar el volumen necesario para mejorar el global. Es así como existen numerosas promociones.  El final de 2019 trae un condicionante especial para muchas marcas y que también repercutirá en la liquidación a buen precio de algunos modelos. Se trata de aquéllos más contaminantes, en bastantes casos en proceso de eliminación de las gamas, que deberían venderse antes del 31 de diciembre para que no penalicen al promedio de emisiones de 95 gramos de CO2 por kilómetro que entrará en vigor a partir de 2020.

Son modelos o versiones que lastrarán a sus fabricantes en forma de multas, por lo que deben matricularse lo antes posible en ese tránsito hacia su desaparición tras el cese de su producción. Quienes busquen, por tanto, un automóvil de alta gama o elevadas prestaciones, sobre todo en marcas generalistas, puede encontrar unidades concretas de las que los concesionarios querrán desprenderse incluso a costa de reducir su margen de beneficio.

La otra bolsa ventajosa que se encuentra ya disponible en la red de venta es la de las automatriculaciones. Faconauto ya denunciaba que en los concesionarios acumulan 100.000 unidades de los denominados ‘kilómetro cero’, coches nuevos que se han facturado para alcanzar objetivos comerciales o esquivar limitaciones legislativas. Son automóviles que penalizan la rentabilidad de las redes y que, por tanto, convierte en apremiante deshacerse de ellos, entre otros motivos para evitar su depreciación con el paso del tiempo y por la carga financiera que suponen.

La urgencia de su venta es menor por lo general que en los casos anteriores, pero tampoco su almacenamiento debe prolongarse demasiado. Todo ello sin olvidar de que, por el propio concepto de esta estrategia comercial, los ‘kilómetro cero’ suelen resultar en sí mismo una atractiva opción de compra, siempre que el cliente esté dispuesto a asumir las características concretas de la unidad en cuestión sin posibilidad de realizar cambios sobre la misma.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no