Actualidad

Las ventas de coches de segunda mano también caen

El mercado de ocasión tampoco es ajeno a la crisis de los semiconductores y se contrajo en septiembre un 13,5%.

Usados

La zona de coches de ocasión de un concesionario. / VW

Si comprar un coche nuevo se ha convertido en una tarea compleja, acceder a uno de segunda mano tampoco es fácil en los últimos meses. Ambos mercados están relacionados desde el momento que uno debe nutrir al otro, así que la crisis de los semiconductores está afectando de forma significativa a las operaciones el sector de ocasión, según los datos facilitados por las patronales de los concesionarios (FACONAUTO) y los distribuidores (GANVAM).

Durante el pasado mes de septiembre se vendieron 163.715 unidades de este tipo de vehículos (turismos y todoterrenos), lo que representa un descenso del 13,5% respecto al mismo periodo de 2020. En lo que va de ejercicio, las operaciones llegan a 1.427.551, que son un 15,8% más que las registradas en los nueve primeros meses del pasado año, marcado por la pandemia, pero un 4,3% menos si se toma como referencia el curso normalizado de 2019.

Las únicas ventas que en septiembre mejoraron hasta un 7% fueron las correspondientes a automóviles entre cinco y ocho años de antigüedad, con 14.972 unidades. La falta de unidades disponibles ha obligado a las empresas del sector a recurrir a otros países para satisfacer la demanda, con importaciones que superaron las 7.000 unidades. Una cifra importante considerando lo habitual en el mercado, ya que representa un crecimiento del 26,4% respecto a la misma mensualidad de 2019.

Coches viejos

Los compradores, en todo caso, siguen poniendo el foco en los coches que superan los quince años de antigüedad. Sus operaciones representan más de un tercio del total, con 58.420 unidades, pese a una caída interanual del 1,2% (la menor entre todas las registradas). La mayoría de ellas (51%) se centran entre particulares, un mercado que sigue muy activo y que no contribuye en absoluto a la necesaria renovación del parque móvil nacional, tanto por cuestiones de seguridad como de eficiencia.

Así lo demuestra el hecho de que, pese a una caída del 13,7% durante el último mes, los coches con motor diésel suponen seis de cada diez operaciones realizadas en el mercado de ocasión. En el otro lado de la moneda hay que destacar que los eléctricos puros hayan superado el millar de operaciones, con un crecimiento mensual del 131,8%.

Ventas VO

La coyuntura que genera preocupación en el sector, tal y como ha expresado Raúl Morales, director de comunicación de FACONAUTO: “Los mercados de vehículos nuevos y de ocasión funcionan como una cadena de transmisión y, en este caso, el segundo se está viendo afectado también por la crisis de los microchips, ya que la caída en las matriculaciones está haciendo que no se genere tampoco el stock de vehículos de hasta cinco años capaz de atender la demanda, lo que explica el retroceso en el número de transferencias de usados. Es una muy mala noticia, porque nos alejamos cada vez más del mercado saneado y dinámico al que debemos aspirar y nos vemos abocados a uno en el que los coches de más de diez años ganan terreno sin parar”.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no