Eléctricos

Neta S, el enésimo rival chino del Tesla Model 3

La berlina de 4,8 metros puede montar propulsión eléctrica y de autonomía extendida, con alcances de 710 y 1.100 kilómetros, respectivamente.

Neta S

El Neta S tiene tecnología de conducción autónoma de nivel 4.

La pelea entre las berlinas eléctricas medias se centra, por el momento, entre Tesla Model 3 y BMW i4. Sin embargo, son muchas las marcas chinas que están lanzando modelos para intentar competir con el estadounidense, el auténtico superventas del segmento. El último en anunciarse es el Neta S.

Neta pertenece al grupo Hozon Auto y tiene una gama bastante limitada por el momento, con dos todocaminos denominados U y V, a los que se suma ahora el sedán compacto.

Su diseño presenta una configuración similar a la vista en otros algunos de sus competidores. Prescinde de parrilla, pero mantiene una entrada de aire en el paragolpes. El frontal tiene una posición muy baja y los grupos ópticos están divididos, siendo los superiores muy finos. El perfil es bastante atlético y en la trasera los pilotos están unidos entre sí y abrazan los pasos de rueda en los extremos.

Mide 4,8 metros de largo, 2 metros de ancho y 1,4 metros de alto, con una distancia entre ejes de 2,9 metros que garantiza un espacioso interior.

Un interior de calidad

El puesto de conducción recuerda bastante al vehículo de Tesla, pues reduce el cuadro de instrumentos a una pequeña pantalla, otorgando el protagonismo a la central, con formato vertical y de gran tamaño.

Además, añade una tercera desde la que el acompañante puede controlar el sistema multimedia. También presenta, a priori, una mayor calidad de materiales que la de su contrincante, con inserciones en madera y algunos recubrimientos de Alcantara o metal. Los asientos incluyen función de masaje y calefacción, y el sistema de sonido integra 21 altavoces.

Neta S

También destaca su sistema de propulsión, pues está disponible en versión 100% eléctrica o de autonomía extendida (REX). En esta, un pequeño motor de combustión hace de generador para aumentar el alcance.

No se ha concretado la potencia del Neta S ni hay datos oficiales de su autonomía homologada, pero la compañía espera 710 kilómetros para el eléctrico puro y de 1.100 kilómetros para el REX.

Por último, el Neta S promete un nivel de conducción autónoma 4, es decir, que el coche prácticamente puede conducirse por sí mismo. Para ello, utilizará 13 cámaras, 12 sensores ultrasónicos, cinco radares y dos lídares.

Sobre la firma

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no