Conducir

El dispositivo que deberán llevar los coches desde el 6 de julio

Los modelos homologados en Europa a partir de esa fecha tendrán que incluir la caja negra, que graba datos para analizar posibles accidentes.

Caja negra

La caja negra recibe el nombre técnico de EDR (Event Data Recorder).

Se trata de un paso importante en el campo de la seguridad que Europa va a introducir este mismo año: los coches deberán llevar por ley, como los aviones, una caja negra. Su implantación se va a hacer en dos fases. 

La primera contempla que todos los nuevos modelos de turismos, camiones, autobuses y vehículos comerciales homologados a partir del 6 de julio tendrán que incluir en su equipo de serie este nuevo sistema. Dos años después, a partir del 7 de julio de 2024, deberán cumplir este requisito todos los coches que se matriculen por primera vez. 

Caja negra o EDR

El nuevo dispositivo, conocido coloquialmente como caja negra por analogía con las usadas en aviación, recibe el nombre técnico de EDR (Event Data Recorder). Su función es registrar un gran número de datos que sirven para analizar las circunstancias previas a un accidente. 

En concreto, el EDR graba la información que se genera durante la marcha del vehículo y guarda la que se produce en el tiempo comprendido entre los 30 segundos antes de que se produzca el siniestro y los 10 segundos posteriores. 

Datos secretos 

En los datos almacenados por el EDR se registran las variables de distintos parámetros del automóvil. Entre otros, se graban la velocidad, la aceleración, la frenada, la posición del volante o el estado de los cinturones de seguridad. También se sabrá si se han activado los intermitentes o las luces, así como la fuerza del impacto (longitudinal y lateral), el régimen del motor y la inclinación del vehículo. 

La caja negra, un pequeño cofre fijado al chasis debajo del asiento del conductor, guarda esta importante información en un microchip. Así, después de un accidente, solamente los investigadores, las autoridades judiciales y los organismos oficiales de seguridad vial tendrán acceso a ellos para estudiar las causas del siniestro sirviéndose de un programa informático especial. 

Información anónima

La normativa europea aprobada al respecto contempla expresamente que la recopilación de datos no incluirá ninguna información personal del conductor ni los pasajeros. No quedarán registradas, por ejemplo, las conversaciones entre ellos ni la localización del vehículo por GPS.  

Como ha ocurrido ya con otros equipos de seguridad y asistencia a la conducción, es previsible que la obligatoriedad del EDR encarezca un poco más el precio de los automóviles.  

Sin embargo, este incremento se podría compensar con una bajada en la prima de los seguros. Esto ya ha ocurrido en Estados Unidos tras la implantación hace algunos años del EDR, ya que se ha constatado una relación directa con una mejoría en las estadísticas de accidentes.

Sobre la firma

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no