Conducir

Los mejores trucos para que el coche consuma menos

Con el precio del combustible al alza y sin viso de cambiar de tendencia, disminuir el gasto del automóvil se antoja clave para ahorrar dinero.

Ahorrar combustible

Al repostar también es posible ahorrar combustible.

Tener un coche implica gastos asociados inevitables, pero hay otros, como los derivados del consumo de combustible, en los que sí es posible influir. Siguiendo algunos consejos básicos se puede espaciar el paso por las gasolineras y ajustar el gasto a los valores más próximos posibles a los que homologa el automóvil.

Consejos de conducción

Al volante es cuando más se puede tomar parte para ahorrar combustible. Es imprescindible dejar atrás los acelerones y los frenazos para llevar a cabo una conducción más suave en la que nos anticipemos a lo que nos rodea.  

Estando atentos a lo que hay delante es más fácil ajustar la velocidad y dejar correr el coche cuando sea posible, para que se mueva por inercia sin que haya gasto de combustible. Esto también es clave al afrontar bajadas, cuando es posible jugar con el freno motor para retener más o menos el vehículo.

Otro aspecto relevante es el de circular en la marcha adecuada, para llevar el motor en un régimen de evoluciones óptimo en el que no vaya ni forzado ni demasiado desahogado. De esta manera el consumo será más contenido y la respuesta del automóvil óptima.

Apaga el motor en paradas largas

Si vas a estar un tiempo detenido, aunque solo sean un par de minutos, apaga el motor, pues si no estará gastando combustible de manera inútil. Por el momento, dejar el coche encendido durante estas paradas no tiene sanción económica, pero sí perjudica a tu bolsillo.

Los neumáticos a punto

Cuidar de que los neumáticos estén en buen estado no solo repercute en la seguridad, llevarlos con la presión correcta hace que la superficie de contacto con el asfalto sea la adecuada, evitando que aumente el consumo.

No cargar el vehículo en exceso

Transportar en el maletero objetos o bultos que no sean necesarios aumenta el peso sin motivo y a más peso, mayor consumo. Intenta sacar todo lo que no te haga falta y se rebajará el gasto de combustible.

Evitar bacas y cofres de techo

Aunque las bacas y los cofres de techo sean prácticos para llevar más equipaje, afectan de manera negativa a la aerodinámica del vehículo y aumentarán el consumo. Por eso, si no es para un viaje en el que sean imprescindibles, desmóntalos.

Cuida la aerodinámica del vehículo

En relación con el consejo anterior, todo lo que sea romper la aerodinámica del vehículo e interrumpir el flujo del aire, va a hacer que éste necesite más energía para moverse. Es por eso que a altas velocidades, como por autopista, no es recomendable circular con las ventanillas abiertas.

También al repostar

No solo al circular se puede ahorrar, también es posible hacerlo mientras que se reposta. Cuando estés llenando el depósito, evita pulsar el gatillo al máximo, pues saliendo a mayor presión, parte del combustible se convierte en gas, se evapora y se pierde. Además, si repostas por la mañana, con una temperatura a priori más fría, la densidad de la gasolina o el gasoil es mayor, así que se puede meter más cantidad en el mismo volumen.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no