Conducir

¿Qué son las rotondas holandesas y cómo funcionan?

Algunas ciudades españolas como Bilbao, Logroño, Tarrasa o Sevilla ya disponen de glorietas de este tipo, que dan la prioridad a las bicicletas.

Rotonda

Una rotonda de tipo holandesa instalada en el Reino Unido.

Muy comunes en otros países con mayor tradición ciclista como son Países Bajos, Bélgica, Francia o Reino Unido, las llamadas rotondas holandesas sirven para ordenar el tráfico en los cruces pero salvaguardando la seguridad de los ciclistas que transiten por ellas. 

Funcionan como una rotonda normal pero incluyen en su arco exterior un carril específico para las bicicletas, generalmente delimitado por un firme con distinta coloración que el resto de la calzada, y que tiene prioridad sobre el resto de los vehículos.  

En la práctica, si un vehículo a motor entra o sale de una rotonda de este tipo, deberá ceder el paso a cualquier bicicleta que circule por este anillo diferenciado del resto de los carriles. Con ello se quiere evitar los frecuentes atropellos de ciclistas que se registran en las rotondas convencionales. 

Además, alrededor de las rotondas holandesas también se distinguen unos pasos de peatones especialmente señalizados para proteger también a los usuarios más vulnerables. Y en su caso serán los que tendrán la mayor prioridad sobre el resto, por lo que también las bicicletas estarán obligadas a cederles el paso. 

Punto sensible de accidentes 

La DGT ha señalado en numerosas ocasiones las glorietas como puntos especialmente sensibles a registrar accidentes. Y casi siempre es porque los conductores no saben usarlas correctamente.  

En concreto, las estadísticas recogidas por Automovilistas Europeos Asociados (AEA), entre 2015 y 2019 se registraron un total de 45.000 siniestros con víctimas en intersecciones giratorias y casi el 10% del total de los accidentes con víctimas, ocurren en las glorietas o también llamadas rotondas. 

La principal diferencia entre circular por una rotonda es que en su interior no rige la regla general de prioridad de paso a la derecha, porque siempre tienen preferencia los vehículos que ya circulan por su interior (siempre que no haya algún tipo de señal que indique lo contrario). 

Y esta consideración es la misma en las nuevas rotondas holandesas, con la particularidad añadida de que los peatones y los ciclistas serán prioritarios en la circulación general, ya sea al entrar o salir de ellas.

Se trata de un ordenamiento de la circulación específico que busca proteger especialmente a los peatones y ciclistas, los más vulnerables en los accidentes, que, como delatan las estadísticas, sufren en las glorietas una buena parte de los accidentes registrados por este tipo de vehículos.

Sobre la firma

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no