Eléctricos

Hyundai Kona Eléctrico: hasta 600 kilómetros por cuatro euros

Después del lanzamiento del SUV pequeño de la marca coreana (estrenado en 2017), llega ahora la versión a pilas

Hyundai Kona Eléctrico

El Kona Eléctrico puede cumplir perfectamente como coche único.

Estamos frente a un serio competidor que ya puede hacer frente a un coche térmico sin complejos y con un precio que ya empieza a ser razonable para tomarlo como una alternativa a los convencionales. Tras un primer contacto muy satisfactorio con el Hyundai Kona Eléctrico, esa es la sensación que queda. Sobre todo si los descuentos de Hyundai y las anunciadas medidas del ayudas para vehículos de energías limpias por parte del Gobierno reducen más el considerable salto de precio que todavía existe para acceder a los eléctricos.

El Hyundai Kona Eléctrico, primer SUV compacto de este tipo en nuestro mercado, se vende con dos potencias diferentes (136 y 204 CV) que equipan baterías de 39,2 o 64 kWh, respectivamente. Las autonomías, homologadas con el nuevo ciclo WLTP, son de 312 y 482 kilómetros. Y sus precios, según la versión y el acabado (Tecno o Style) van desde los 35.100 euros (descuentos de la marca aplicados) hasta 44.950 en la versión más cara.

A simple vista, el Hyundai Kona Eléctrico se distingue de sus hermanos de motor de explosión por una característica parrilla totalmente cerrada, sin aberturas, limitada por unos faros de luces led. Sigue siendo un SUV compacto, con una longitud de 4.180 mm, que crece imperceptiblemente 15 mm respecto al Kona térmico y una altura también superior en 20 mm.

Facilidad de manejo

El diseño del Kona ha tenido en cuenta desde el principio la versión eléctrica. Con ello se han minimizado las pérdidas de habitabilidad de su interior por el volumen ocupado por la batería y el maletero solo baja de 361 litros de la versión térmica a 322 (De 1.143 a 1.114 litros con los asientos abatidos).

En el interior, que puede ser en acabado negro o azul y gris, destacan el cuadro digital de 7 pulgadas y la pantalla flotante multifunción de 8 pulgadas, donde se reflejan todas las informaciones necesarias para la conducción, funcionamiento del sistema eléctrico (regeneración, autonomía…), navegación y audio.

Conduciendo el Hyundai Kona Eléctrico lo primero que destaca es la suavidad y facilidad de manejo. Acelera de forma muy progresiva y en silencio desde parado, y la ausencia de cambio y embrague permiten que controlemos su velocidad solamente con los pedales de acelerador y freno. En la consola central, con cuatro sencillas teclas se elige la opciones ‘parking’, ‘punto muerto’, ‘marcha’ y ‘marcha atrás’. Y en cuanto a la transmisión, es todo lo que hay que hacer.

El Hyundai Kona Eléctrico permite elegir entre tres modos de conducción según se desee mayor autonomía o velocidad: Eco, Normal y Sport. Además dispone de un modo Eco+ para casos de emergencia que anula otras funciones eléctricas del coche como el aire acondicionado para alargar el kilometraje al máximo.

Mientras conducimos, el Kona produce energía en las frenadas y bajadas, pudiéndose elegir entre cuatro niveles de regeneración según el tipo de terreno mediante unas levas en el volante, sistema que puede llegar a servir también de freno deteniendo el coche si se levanta por completo el pie del acelerador.

Conducción semiautónoma

Con la batería pequeña de 39,2 kWh, el Kona de 136 CV dispone de una autonomía de 312 kilómetros según el nuevo ciclo de homologación WLTP y su tiempo de carga es de 6 horas y 10 minutos en una toma doméstica (54 minutos para cargarla al 80% en un cargador rápido de 100 kW). En el caso de la versión más potente de 204 CV, su batería puede recargarse por completo en 9 horas y 35 minutos (54 minutos para el 80% en un cargador rápido), disponiendo de una autonomía máxima de 482 kilómetros, siempre según el ciclo WLTP.

Pero en terrenos ideales para un eléctrico, como por ejemplo la ciudad, donde no se desarrollan altas velocidades y la regeneración es constante en las frenadas, la autonomía del Kona puede llegar teóricamente a superar los 600 kilómetros. Y teniendo en cuenta el precio actual de la electricidad, se conseguirían con un gasto alrededor de los cuatro euros de carga.

El Hyundai Kona Eléctrico incorpora además un extenso equipo de seguridad activa y ayudas a la conducción, incorporando en esta versión el LFA, sistema de mantenimiento de carril que funciona hasta los 150 km/h y, junto con el control de crucero Stop&Go y la frenada de emergencia con detección de peatones, ya sitúan al coreano entre los vehículos semiautónomos.

Precios:

136 CV Tecno: 38.500 €
204 CV Tecno: 41.500 €
204 CV Style: 44.300 €
204 CV Style Bicolor: 44.950

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no