Junto con los taxis amarillos de Nueva York, son los clásicos London Cab los taxis más reconocibles del mundo. Su enorme parrilla vertical cromada, los dos faros redondos, su trasera contundente… forman parte del paisaje de la ciudad inglesa, pero eso va a cambiar. Hace un tiempo se anunció la electrificación de la flota, así como la conversión de la London Taxi Company  en la London EV Company, y ahora se han presentado a los sustitutos de tan icónico vehículo. En 2018 se implantarán unos TX eléctricos de autonomía extendida que aspiran a ser tan populares como sus predecesores.

De hecho, les rinden homenaje al menos en el plano estético: conservan el color negro de la carrocería, una parrilla cromada, los pilotos circulares y unas llantas que resultan bastante familiares. Incluso tienen puertas traseras de apertura suicida hasta 90 grados para facilitar el acceso de los pasajeros. Sin embargo, en el resto de las áreas, como el interior, la tecnología y la mecánica, suponen un salto cualitativo.

Los TX emplean un sistema eléctrico con una batería de gran capacidad que se combina con un pequeño motor gasolina de 1,3 litros que hace las funciones de generador. Gracias a ello tienen una autonomía eléctrica de 112 kilómetros en la que produce cero emisiones contaminantes y, una vez consumida, el bloque de gasolina la amplía hasta un total que alcanza los 643 kilómetros. Su recarga en una toma rápida rondará los 20 minutos.

London EV Company TX

El habitáculo deja ver numerosos elementos extraídos de los Volvo actuales, ya que Geely, propietaria de la marca sueca, también lo es de LEVC. La sensación es de una gran calidad percibida, además de una fuerte presencia tecnológica que queda confirmada  con la pantalla vertical que forma la consola central o el cuadro de instrumentos completamente digital. Los pasajeros podrán beneficiarse además de puntos de carga para dispositivos móviles, así como de WiFi.

Su precio es de 50.000 libras esterlinas (unos 56.000 euros), cifra que ha parecido algo elevada a los integrantes del gremio, aunque la compañía defiende que a largo plazo supondrán un ahorro respecto a los diésel actuales, con un gasto semanal 100 libras menor en combustible (unos 112 euros).

London EV Company TX