EL MOTOR PARA MITSUBISHI

Cinco razones por las que el Mitsubishi Outlander PHEV es el SUV que necesitas

Su motorización híbrida enchufable ofrece ventajas que le permiten superar a otras soluciones en eficiencia.

Son las preguntas recurrentes que se plante la mayoría de los automovilistas que quieren cambiar su coche por otro más eficiente. ¿Cubrirá un eléctrico mis necesidades de movilidad? ¿Son los híbridos realmente una solución? ¿Merece la pena gastar más dinero por ser más ecológico? Ante tanta incertidumbre, hay una opción que se presenta como la más solvente del mercado, la tecnología híbrida enchufable que ofrece el nuevo Mitsubishi Outlander PHEV.

Son argumentos concretos, de peso y justificables con datos objetivos, que posicionan la propuesta de la marca japonesa como ideal para la mayoría de los automovilistas. Estas son cinco razones por las que el Mitsubishi Outlander PHEV es el coche que necesitas, superando a otras alternativas de enfoque similar.

Etiqueta Cero de la DGT

Los híbridos convencionales están catalogados por la DGT con la etiqueta Eco, que ofrece muchas menos ventajas que la Cero. Esta última es la prevista para los coches menos contaminantes, como son los 100% eléctricos y también los híbridos enchufables capaces de recorrer un mínimo de 45 kilómetros sin emisiones. El alcance eléctrico homologado del Mitsubishi Outlander PHEV llega hasta los 54 kilómetros, con lo que accede a un etiquetado que se traduce en beneficios como la entrada libre a los centros urbanos, la ausencia de restricciones en episodios de alta contaminación, estacionamiento gratuito en zonas controladas, acceso a los carriles de alta ocupación, menores cargas impositivas…

Autonomía eléctrica

Precisamente esa autonomía 100% eléctrica de más de medio centenar de kilómetros es otra de las grandes cualidades del Mitsubishi Outlander PHEV. Es muy superior a lo que ofrece cualquier híbrido convencional con sus baterías de escasa capacidad, mientras que en recorridos urbanos su utilización se puede equiparar a la de un eléctrico puro. Son pocos los usuarios que en ciudad recorren distancias superiores a sus 50 kilómetros de alcance, por lo que en el día a día podrán desplazarse sin necesidad de gastar gasolina y sin contaminar.

Facilidad de recarga

Además de recargarse con la energía cinética del movimiento, como los híbridos tradicionales, el Mitsubishi Outlander PHEV se puede conectar fácilmente a la red eléctrica para cargar sus baterías desde cualquier toma de corriente doméstica. También es posible hacerlo con un punto de carga instalado donde el usuario desee y ahora Mitsubishi regala con la compra de un Outlander PHEV el montaje de uno de estos puntos de carga. Los detalles de esta oferta se encuentran disponibles en la web de la marca o en sus concesionarios.

Adiós a la ansiedad

La eficiencia de los coches eléctricos puros resulta indiscutible, pero en contrapartida hay que asumir sus limitaciones de autonomía y el riesgo de no poder realizar siempre la recarga de la batería cuando se precise. Una ansiedad por quedarse tirado que desaparece con un híbrido enchufable como el Mitsubishi Outlander PHEV, que gracias a su motor de gasolina garantiza un alcance comparable a la de cualquier coche convencional.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no