Eléctricos

El Tesla Model S ya no es el eléctrico más rápido

El Faraday Future FF 91 se ha hecho con el título “eléctrico de producción más rápido” en el ascenso al Pikes Peak, desbancando al Model S P90D.

Faraday Future FF91 Pikes Peak

El FF 91 sigue dando titulares, pero todavía esperamos la versión definitiva de producción.

Puede que Nürburgring sea el principal patio de recreo y de demostración de fuerza de las marcas, pero no es la única localización icónica para la velocidad. El pasado fin de semana tuvo lugar el ascenso al Pikes Peak, y en la edición 2017 el título de “eléctrico de producción más rápido” ha cambiado de manos.

El año pasado se estableció un nuevo récord por parte del Tesla Model S P90D, que necesitó 11 minutos y 48 segundos para llevar a cabo el ascenso. Alegría para la compañía de Elon Musk, sí, pero efímera: este año el Faraday Future FF 91 lo ha desbancado marcando un tiempo de 11 minutos y 25 segundos.

La polémica está servida ya que el FF 91 no es técnicamente un modelo de producción, sino un prototipo muy avanzado que (teóricamente) dentro de poco comenzará a fabricarse en serie. Faraday argumenta que su eléctrico está “diseñado para producción” y que utiliza “un hardware, un software y un aerodinámica representativa del modelo de producción”.

Tecnicismos a un lado, lo cierto es que el desempeño del FF 91 fue bastante bueno. Hay que tener en cuenta que el ascenso al Pikes Peak supone un recorrido de casi 20 kilómetros, con un desnivel de 1.440 metros y con 158 curvas, muchas de las cuales no cuentan con protección y lo único que ofrecen es una admirable vista al vacío. El valor de Robin Shute, el piloto, y los 1.050 CV del coche, que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, fueron suficientes para dar un golpe a su más directo rival.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no