Motos

La moto eléctrica que quiere alcanzar los 400 km/h

El prototipo WMC250EV incluye una aerodinámica revolucionaria y aspira a batir el récord de velocidad de motos eléctricas con solo 136 CV.

WMC250EV

El diseño de la tecnología V-Air reduce la resistencia al avance que provoca el aire hasta en un 70%.

Un sueño de la ingeniería. Así podría resumirse el proyecto que la empresa White Motorcycle Concepts (WMC), una compañía británica de diseños avanzados para automoción, va a acometer para tratar de batir el récord de velocidad sobre tierra con motos eléctricas.

Su prototipo aspirante se llama WMC250EV, y sobresale por dos aspectos muy llamativos. El primero es su peculiar aerodinámica, y el segundo es su potencia, de apenas 136 CV, muy baja, al menos sobre el papel, para lanzar al modelo hasta 400 km/h. Pero la firma asegura que su revolucionario diseño va a marcar la diferencia.

Tras dos años de desarrollo, WMC ha presentado la WMC250EV, con la que intentará superar las marcas actuales, tanto la británica como la mundial, durante los próximos 12 meses. Los objetivos: 394.4 km/h (245,10 mph) para el registro en dos direcciones y 407 km/h (253 mph) para el de un solo sentido.

WMC ha creado un diseño, bautizado como V-Air, que está caracterizado por una enorme toma de aire en el frontal de la moto. Pero lo más especial es que no es una toma, sino un agujero que atraviesa todo el cuerpo, haciendo que la mayor parte del aire penetre en el canal en lugar de rodear el carenado del prototipo, reduciendo así la resistencia al avance, según la empresa, hasta un 70%.

El revolucionario concepto técnico es posible, además, porque al ser una moto eléctrica no lleva el depósito y motor de combustión habituales. La mecánica de la 250EV, de hecho, se sitúa en la parte inferior, porque consta de cuatro pequeños propulsores, dos en cada rueda.

WMC250EV

En la delantera se integran dos, de 20 kW (27 CV) cada uno. Y en la zaga se suman otros dos, de 30 kW (40 CV) por unidad. En conjunto entregan 100 kW (136 CV), una cifra muy limitada para una tentativa de récord de velocidad, y también para el peso del prototipo, 300 kilos.

Sin embargo, WMC se muestra confiada, gracias a su singular aportación aerodinámica. Pero Rob White, consejero delegado de la empresa, señala otras aportaciones más tangibles para el gran público: “Los récords son todo champán, pero realmente representan la parte insignificante de la historia”, haciendo referencia a que el diseño y la tecnología de la WMC250EV podrían trasladarse, en parte, a modelos de producción.

Por ejemplo, los dos motores eléctricos delanteros son capaces de recuperar energía en las desaceleraciones y frenadas, una solución habitual en los coches pero sin aplicación en  el sector de las dos ruedas, que permitiría introducir un apoyo microhíbrido y reducir los consumos y emisiones de las motos comerciales.

La firma está trabajando asimismo en un escúter híbrido de tres ruedas, el WMC300FR, con motor térmico de 300cc. Gracias a una aplicación parcial del sistema V-Air, reduce su resistencia aerodinámica en un 25% y recorta el gasto de combustible hasta un 18%. Además, combinado con el módulo híbrido, tiene un rendimiento similar al de una moto de 500cc pero con un 50% menos emisiones.

WMC250EV

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no