Opinión

Matriculaciones: un semestre perdido

Las matriculaciones han cerrado la primera mitad del año con caídas acusadas del 5,7%: apenas 692.472 unidades frente a las 734.671 del ejercicio pasado.

Matriculaciones: un semestre perdido

Dacia Sandero, el modelo más vendido de junio.

Aumenta la tasa de población activa con empleo hasta cifras previas a la crisis, sigue bajando el paro y se anuncian revisiones al alza del PIB de 2019. Un escenario casi idílico que históricamente se habría traducido en ventas de automóviles disparadas. Y sin embargo, es más bien lo contrario, porque las matriculaciones han cerrado el primer semestre con caídas acusadas del 5,7%, apenas 692.472 unidades, frente a 734.671 del año pasado. Y el descenso es aún más abultado en el canal de particulares, el más importante y menos manipulable con automatriculaciones y coches kilómetro ‘cero’, que baja un 12,3%, casi 40.000 coches menos que en 2018.

Esta sorprendente divergencia entre la situación general de la economía y la que vive uno de sus sectores más importantes confirma que algo no funciona bien. Y si consultamos el calendario encontraremos una clara coincidencia entre las declaraciones políticas anunciando la pena de muerte de los modelos de combustión y el comienzo del problema.

Es cierto que el automóvil afronta una transición tecnológica hacia la electrificación que cada vez se parece más a una revolución. Y que las ventas bajan en toda Europa, aunque su economía no tira como la nuestra. Pero como declaraba a EL PAÍS hace días José Miguel Aparicio, director de Audi España: “El resultado es que los clientes no saben qué coche comprar, y ante las dudas, posponen la decisión”.

La realidad es que el propio sector puede estar alimentando involuntariamente esas dudas. En los últimos tiempos casi toda la comunicación y publicidad se concentra en los nuevos modelos eléctricos con la vieja política de “yo también lo tengo”, y deja al resto de modelos casi en el ostracismo.

Y en esto sí tiene razón la ministra de Industria, Reyes Maroto, cuando declaraba a este periódico: “Las marcas, los medios y hasta los grandes salones solo hablan de eléctricos y enchufables cuando se refieren al futuro, y apenas lo hacen del resto”. No vendría mal reflexionar si se está amplificando la incertidumbre.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no