Pruebas

Al volante del Taigo, el nuevo SUV urbano de Volkswagen

De tamaño compacto, se fabrica en Pamplona y llegará a final de año con precios a partir de 20.950 euros (con descuentos).

volkswagen taigo

Su atractivo diseño cupé es uno de los puntos fuertes del nuevo VW Taigo.

La fábrica de Volkswagen en Pamplona (Navarra) estrena en su producción un modelo, el Taigo. No es la única novedad para la planta española del grupo ya que, el pasado septiembre, también debutó su nuevo director, Markus Haupt, que pretende convertir el centro industrial navarro en un activo decisivo en la hoja de ruta de la electrificación. Y para confirmar su valor dentro del Grupo VW, la factoría pamplonesa acaba de recibir el premio Lean Production Award como la mejor de Europa en el sector de la automoción.

Aunque ya admite pedidos, no será hasta finales de año cuando llegarán a los concesionarios las primeras unidades del Taigo, con unos precios desde 20.950 euros incluyendo los descuentos de la campaña de lanzamiento y la financiación. Es un modelo que ya se fabricaba en Brasil para el mercado americano y que ahora se lanza en Europa con algunas adaptaciones estéticas y de seguridad. Está desarrollado sobre la base del Polo y aprovecha la misma plataforma MQB-A0 para vehículos de tamaño compacto.

El Taigo se fabrica en la misma línea de montaje del Polo y el T-Cross con los que comparte muchos componentes. Y, respecto a este último, crece 15 centímetros de largo, hasta alcanzar los 4,26 metros, superando también por tres centímetros al otro SUV compacto de la marca, el T-Roc.

Traje deportivo con interior práctico

Además, el nuevo SUV urbano de Volkswagen se diferencia de sus hermanos de gama por ser el primero de la marca en proponer un formato cupé, con menor altura, silueta estilizada y de aspecto más deportivo. Sin embargo no descuida el aspecto práctico, ya que ofrece unas plazas traseras desahogadas y un buen maletero con 450 litros de capacidad, modulable en dos alturas y que, sin restar espacio a la carga, aloja en su base una rueda de repuesto convencional.

Taigo
El interior del VW Taigo.

Inicialmente el Taigo se lanzará con tres motorizaciones, todas TSI de gasolina, con 95, 110 ó 150 CV y caja de cambio manual de cinco marchas o automática DSG de siete según la versión. Y la gama ofrece dos acabados, el Life, con equipo de serie que incluye sistemas avanzados de seguridad como la frenada de emergencia, y el superior R-Line, que se distingue por un aspecto más deportivo, opciones de pintura bicolor o llantas más grandes de 17 pulgadas y opciones de última tecnología como las luces led Matrix.

Antes de su presentación oficial un reducido grupo de periodistas pudo conducir por primera vez el Taigo sobre la pista de pruebas de Landaben, la planta navarra que lo fabricará en exclusiva para toda Europa. La unidad probada era la más sencilla, TSI de 95 CV en acabado Life, pero en una breve toma de contacto ya demostró buenos argumentos.

Tacto consistente y dinámica ágil

El motor 1.0 TSI, ya conocido, aporta respuestas más que suficientes para un uso urbano polivalente y el Taigo demostró sobre la pista un buen comportamiento para esta potencia y una consistencia propia de SUV del segmento superior, incluso sobre los carriles de superficie ondulada y con obstáculos, donde se prueban exhaustivamente las suspensiones, exhibiendo una gran rigidez en el chasis y firmeza en la amortiguación.

Taigo

Pero el nuevo Taigo no ha perdido la agilidad del modelo del que deriva, el Polo, ya que resulta muy fácil de conducir y sus reacciones en las maniobras se adaptan perfectamente a un uso por ciudad y sus alrededores, un terreno donde el nuevo VW se encontrará a sus anchas.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no