Pruebas

Cuatro cupés para disfrutar de verdad de la carretera (prueba completa)

Audi A5 Coupé, BMW Serie 4, Mercedes C Coupé y Lexus RC: cuatro plazas, buen diseño, altas prestaciones y calidad.

coupe

De izquierda a derecha, Lexus RC, Mercedes C Coupé, BMW Serie 4 Coupé y Audi A5 Coupé. / FOTOS: enrique brooking

Deportivos y seductores por fuera, pero sin renunciar al sentido práctico, porque ofrecen cuatro plazas, las traseras utilizables incluso por adultos, y un maletero correcto. Es lo que ofrecen los cupés que se enfrentan en esta prueba: Audi A5 Coupé, BMW Serie 4, Lexus RC y Mercedes C Coupé. Todos ellos combinan emoción y funcionalidad y, aunque no aportan la capacidad interior necesaria para poder cumplir como coche familiar único, pueden ser una buena alternativa para solteros y parejas sin hijos, e incluso como segundo vehículo de la casa.

EN POCAS PALABRAS
Se impone el Audi A5 Coupé, que es el más completo y propone un diseño con clase y presencia, y un interior muy moderno y bien acabado. No es el más amplio por dentro, al menos en las plazas traseras, algo justas en espacio para las piernas, pero, a cambio, tiene el mejor maletero. Y ofrece buenas prestaciones y consumos, un tacto muy agradable y consistente que se disfruta cuando se conduce, y el precio más ajustado. El A5 Coupé se vende con cinco motores TFSi de gasolina de 190 a los 450 CV del RS5 (desde 41.400 a 99.390 euros) y cuatro TDi turbodiésel de 150 a 272 CV (de 40.950 a 56.300).

El BMW 420d Coupé es segundo y ofrece, como casi siempre en la marca alemana, una calidad mecánica excelente que se traduce en las mejores prestaciones y consumos. Además, añade una línea sugerente y las mejores plazas traseras para alojar adultos. Le penalizan un diseño interior menos moderno y vistoso, y un precio superior al A5 que no compensa con el equipo de serie. Se vende con cuatro versiones de gasolina desde 184 CV a los 431 CV del M4 (de 41.650 a 94.650 euros). Y hay tres turbodiésel de 190 a 313 CV (de 49.700 a 61.950).

El Lexus RC es tercero y se apoya en un diseño muy deportivo en los detalles que reúne todo el gancho estético que se espera de un cupé. El interior es más justo en espacio, tanto delante como sobre todo atrás, y tiene el maletero más pequeño. Equipa una mecánica híbrida de gasolina con apoyo eléctrico que ofrece prestaciones inferiores en carretera, pero aporta a cambio una conducción muy relajante y un consumo imbatible en tráfico urbano. El RC es el más asequible junto al Audi y tiene dos motores de gasolina, desde la versión híbrida de la prueba con 223 CV, al deportivo RC-F de 477 CV (45.900 y 88.000 euros).

El Mercedes C Coupé es cuarto, pero muy cerca del Lexus y penalizado por el precio, porque es el más caro. Sobre el papel tiene la mejor mecánica, con el turbodiésel más potente (204 CV) y un cambio automático de nueve marchas. Pero en la práctica corre como el BMW y gasta un poco más. Destaca por la fuerza y elegancia del frontal, que no se compenetra con el diseño de la zaga, sólida y un tanto pesada. Y a pesar de ser muy amplio y cómodo delante, le falta altura y espacio para las piernas en las plazas traseras. El cupé alemán se vende con cinco motores de gasolina de 184 a 510 CV del C63 AMG S (43.075 a 107.950 euros) y dos turbodiésel de 170 y 204 CV (42.450 a 54.275 euros).


ANÁLISIS COMPLETO

• CONDUCCIÓN

Los Audi y BMW de esta prueba equipan modernos motores 2.0 diésel (190 CV) y el Mercedes un 2.2 (204 CV). El Lexus es un híbrido y reúne un 2.5 de gasolina (181 CV) y un eléctrico (143 CV) que rinden en suma 223 CV (no dan la potencia máxima a la vez). En la práctica, el BMW tiene el mejor motor y, junto al Mercedes, ofrece las mejores prestaciones: corren y se recuperan igual. El Audi se sitúa un poco por detrás y el Lexus, a pesar de ser el más potente, acelera con mucho menos brío, y su motor y cambio resultan menos deportivos y contundentes. ⇒ Más información

• CONSUMOS

Los consumos son bajos en todos, pero dominan los diésel, en especial el BMW, que ha sido el más eficiente en la prueba: apenas pasa de 6 litros en conducción suave, sube a 7 en ciudad y solo llega a 8 a ritmos alegres. El Audi consume igual en carretera y medio litro más en tráfico urbano, y el Mercedes sube a 7 en conducción tranquila, 7,5 en ciudad y 9 si se le exige. El Lexus es el que más gasta en carretera, 7,5 en conducción tranquila y casi 10 a ritmos alegres, pero resulta imbatible en ciudad: solo 5,5 litros. Las emisiones de CO2 son muy ajustadas para su tamaño: 106 ­g/km el BMW, 107 g/km el Audi, 113 g/km el Lexus y 115 g/km el Mercedes.

• VIDA A BORDO

Todos ofrecen cuatro plazas, algo limitadas las traseras. Delante son cómodos, pero el Mercedes lleva el salpicadero pegado al parabrisas y da más sensación de amplitud. Las banquetas del Lexus son más estrechas y presionan los muslos. El BMW ofrece las plazas traseras más amplias, con más altura, anchura y espacio para las piernas. Le sigue el Audi, con un acceso cómodo y menos altura y espacio para las rodillas. En el Mercedes se toca en el techo y el asiento es pequeño. Y el espacio para los pies y piernas del Lexus depende de la estatura de los pasajeros de delante. ⇒ Más información

• AL DETALLE

Audi A5 Coupé. Calidad general, orden al detalle y el mejor maletero.
BMW Serie 4 Coupé. Las mejores plazas traseras y un buen confort.
Lexus RC. Más cómodo y silencioso, y también menos habitable.
Mercedes C Coupé. Amplio y sólido, pero con una altura limitada atrás. ⇒ Más información

• IMAGEN Y DISEÑO

Todos tienen las proporciones que distinguen a los cupés: capó delantero largo y un techo en arco que cae por detrás e integra una zaga corta y musculosa. Pero el mejor diseño es el del Lexus, que aporta el estilo más original y exalta la deportividad en los detalles, desde la llamativa parrilla en cuña del frontal hasta las tomas de aire y las elaboradas salidas de escape de la zaga. El Audi es más clásico y ­reúne un frontal ancho y sólido, y una zaga sólida y sencilla. El BMW prima también el carácter con un rostro rotundo y deportivo en el que sobresale la mirada rasgada de los faros y la entrada de aire inferior. El Mercedes impacta por la clase y poderío del frontal, con un capó bajo y estilizado que integra una parrilla muy sofisticada. ⇒ Más información

• PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

Los cupés son modelos minoritarios y tienen precios superiores a otros coches de su tamaño. Entre los de esta prueba, el Mercedes equipa el motor más grande y lo refleja en sus tarifas, porque es el más caro de los cuatro: 49.725 euros. Le sigue el BMW, que sube a 47.148, y el Audi y el Lexus cuestan igual, 45.900 euros. Ninguno anuncia descuentos oficiales, pero pueden tener ofertas especiales en el punto de venta. ⇒ Más información

CONCLUSIÓN

Victoria clara del Audi A5, que es el más completo: ofrece una imagen contundente y un interior práctico y bien acabado, con cuatro plazas de verdad y el mejor maletero. Y aunque el equipo de serie es justo, tiene un precio más razonable. El BMW Serie 4 es segundo y destaca por su mecánica: tiene el mejor motor, prestaciones superiores y el consumo más bajo. Ofrece las mejores plazas traseras y un buen maletero, pero sale más caro. El Lexus RC reúne la imagen más original, una mecánica híbrida suave y silenciosa y cuesta como el A5. Pero es pequeño por dentro, ofrece prestaciones inferiores y un comportamiento menos ágil y eficaz. El Mercedes C Coupé impacta por la fuerza del frontal y su calidad. Pero las plazas traseras y el maletero son justos y le restan sentido práctico. Y le penaliza el precio.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no