Supercoches

La leyenda del Lamborghini Countach se hace híbrida

La última entrega del deportivo italiano, de solo 112 unidades, combina un motor V 12 con otro eléctrico de 48V para alcanzar los 814 CV.

Countach

El nuevo Lamborghini Countach delante de uno de sus predecesores. / Lamborghini

En las décadas de los 70 y 80, el Lamborghini Countach (único modelo de la marca con un nombre sin relación con el mundo taurino) fue una auténtica sensación entre los amantes de los deportivos por su diseño y prestaciones. Ahora, para celebrar el 50 aniversario de su presentación, la casa de Sant’Agata Bolognese lanza una interpretación de esta auténtica leyenda con tecnología actualizada pero el estilo inconfundible de sus formas icónicas.

Con la denominación de LPI 800-4, el nuevo Countach se reconoce de inmediato como heredero de un diseño intemporal que marca la línea continua que va desde la parte delantera a la trasera. Se mantiene fiel a las cinco generaciones previas del modelo, con una pureza de rasgos en la que no faltan las famosas puertas de tijera que también popularizó al modelo. Hay otros detalles igualmente asociables a su noble cuna, como los grupos ópticos, los cuatro terminales de escape, las tomas de aire o los pasos de rueda de forma hexagonal.

Tradición y tecnología se dan la mano en el LPI 800-4, como demuestra una mecánica de tipo híbrido, con la pequeña asistencia de un motor eléctrico de 48 V que mejora las prestaciones y, sobre todo, reduce las emisiones y consumo. Esta unidad se asocia al tradicional V12 de Lamborghini, con 5,6 litros de capacidad y una potencia de 780 CV; a esta cifra se suman los 34 CV proveniente de la hibridación suave, para llegar a un rendimiento total de 814 CV (se redondea a 800 para su denominación comercial).

Otro aportación significativa de su mecánica es que el motor eléctrico está alimentado por supercondensador que genera el triple de potencia que una batería de iones de litio convencional de un peso similar. La marca no ofrece por el momento los datos de la eficiencia del nuevo Countach, que se encuentra en proceso de homologación, pero sí que su velocidad máxima es de 355 km/h y que puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos.

La ligereza por bandera

Como buen deportivo, el control del peso ha sido una prioridad para los diseñadores del Countach LPI 800-4. Con un chasis monocasco y todos los paneles de la carrocería de fibra de carbono, se queda en la báscula en unos espectaculares 1.595 kilos, que se traducen en una relación entre el peso y la potencia de 1,95 kg/CV.

Su interior se basa, del mismo modo, en el Countach original. Esta interpretación se ha presentado hoy en Pebble Beach (EE UU), con una unidad pintada en color blanco con matices de azul perlado, que contrasta con el habitáculo en cuero rojo y negro. Las costuras geométricas están presentes en los asientos y el salpicadero. Los clientes del nuevo LPI 800-4 podrán elegir entre más de una treintena de colores de carrocería, la mitad de ellos de inspiración clásica.

El nuevo Lamborghini Countach LPI 800-4 se producirá en una serie limitada a 112 unidades, cuyas entregas se iniciarán en partir del primer trimestre del próximo año. Por el momento, la marca italiana no ha comunicado el precio de este deportivo tan especial como exclusivo.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no