Supercoches

McLaren 720S Spider: el rey de la aceleración se descapota

Pesa solo 49 kilos más que el cupé (por los refuerzos estructurales), abre y cierra el techo en 11 segundos y hace el 0-100 km/h en 2,9 segundos.

McLaren 720S Spider

La fórmula perfeccionada y a cielo abierto.

El McLaren 720S se ha convertido en uno de los modelos más rápidos de la marca británica y en prácticamente el rey indiscutible de las carreras de aceleración que se celebran por todo el mundo. Ahora la firma de Woking ha desvelado su esperada versión descapotable, el McLaren 720S Spider.

La base es la misma del cupé, lo que implica la presencia del chasis monocasco Monocage II-S de fibra de carbono, que garantiza una gran rigidez estructural pese a la pérdida del techo. Para compensar su ausencia han tenido que realizarse refuerzos que han supuesto un aumento de peso de 49 kilos (1.332 kg en total).

Esto es habitual en las versiones descapotables, aunque McLaren ha conseguido contener el peso del 720S Spider gracias a, por ejemplo, la instalación de una protección antivuelco 6,8 kilos más ligera que la que montaba su predecesor, el 650S Spider.

Centrándonos en el techo, el fabricante afirma que es el que más rápido se abre y cierra de toda la categoría de superdeportivos: el McLaren 720S necesita únicamente 11 segundos para llevar a cabo la operación, que puede realizarse a velocidades de hasta 50 km/h. Se trata de un panel rígido de fibra de carbono, aunque como opción puede llevar instalado un cristal electrocromático que permite oscurecerlo o aclararlo con solo pulsar un botón. Además, en cuanto el motor se apaga, se vuelve opaco de manera automática.

La aerodinámica del deportivo está incluso más trabajada que en el cupé y cuenta con elementos móviles, como el alerón trasero, que varían su posición automáticamente en función de si el techo está abierto o cerrado.

El McLaren 720S emplea el mismo motor que el cupé, un bloque 4.0 V8 biturbo de 720 CV y 769 Nm de par máximo asociado a una caja de cambios automática secuencial de siete relaciones con el que acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. Su velocidad máxima varía dependiendo de si el techo está abierto o cerrado: 325  y 341 km/h respectivamente.

Por el momento solo se conoce el precio que tendrá el McLaren 720S Spider en Alemania, donde habrá que desembolsar 273.000 euros para hacerse con él a partir de marzo.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no