Tecnología

El coche autónomo de General Motors que enseñará a conducir

General Motors acaba de patentar un sistema para que sus futuros automóviles autónomos enseñen a conducir.

Coche autónomo

Uno de los coches con los que trabajan conjuntamente Cruise y General Motors.

Aunque la propuesta resulta un tanto paradójica –para qué aprender a conducir cuando los vehículos autónomos estén instaurados–, General Motors apuesta por enseñar a manejar un coche sin necesidad de profesor.

Así lo demuestran los documentos presentados a la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los Estados Unidos (USPTO): bastarán los sensores y un ordenador de a bordo para evaluar la pericia al volante del alumno.

¿El fin de las autoescuelas?

Inicialmente, el coche autónomo se encargará de corregir en tiempo real a los estudiantes mediante comentarios y comandos de voz. Con ello aprenderán a usar diferentes dispositivos del coche, como los pedales, el volante o los intermitentes.

Así mismo, el propio vehículo irá desbloqueando de manera paulatina nuevas funciones según el alumno se vaya sintiendo más cómodo a los mandos. No tendrá el control total del vehículo hasta que haya superado los distintos niveles. 

Con esta patente, General Motors considera que se puede disminuir el precio que paga un alumno por las clases de conducción en una autoescuela y que el aprendizaje se puede hacer de manera más eficiente. Al ser el vehículo el que enseñe a los futuros conductores, estos pueden elegir los horarios durante las 24 horas del día. De esta manera, según la firma, se gana en libertad e independencia.

Solo pueden enseñar las autoescuelas

En la actualidad, en España solo las autoescuelas tienen la facultad de impartir clases de conducción. De hecho, realizar prácticas sin carnet fuera de este ámbito tiene consecuencias graves. Ninguna persona que no esté facultada para ello puede enseñar a otra a conducir, ni siquiera en zonas aisladas.

Además, el Código Penal castiga a quien conduzca sin carnet con una “pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de doce a veinticuatro meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días”. La ley de tráfico, por otra parte, lo considera infracción muy grave, con multa de 500 euros.

Sobre la firma

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no