La marca que invierte 700 horas en pintar cada coche

La obsesión por la perfección, sobre todo en la industria automovilística, puede llegar a niveles insospechados.

Bugatti
Vista lateral de un Bugatti La Voiture Noire, una de las últimas creaciones de la marca.

Las marcas exclusivas tienen unos estándares de calidad mucho más elevados que las generalistas. Estas firmas parecen incluso obsesionarse con alcanzar la perfección en alguno de los múltiples procesos de fabricación.

Y la pintura es uno de los más delicados y donde más se puede destacar. Porque es la primera impresión que un vehículo ofrece al exterior, dejando a un lado sus líneas y diseño.

Bugatti, una marca sibarita

Bugatti no solo tiene expertos que vigilan que la holgura entre los distintos paneles de la carrocería no supere el milímetro. También su dedicación a la pintura de cada coche es casi enfermiza.

De hecho, los artesanos de la marca emplean 200 horas de trabajo antes de que el primer color toque siquiera un Bugatti Chiron.

Para crear acabados casi perfectos en sus carísimos hipercoches, el fabricante dedica entre 600 y 700 horas por vehículo a conseguir una solución impecable y satisfacer los deseos de sus exigentes clientes.

Bugatti
Un trabajador de Bugatti pule la carrocería de un deportivo de la marca.

Antes de pintar

Antes incluso de aplicar la primera capa de imprimación, los especialistas de Bugatti comprueban cada panel para detectar cualquier imperfección. Y es que no tiene sentido intentar conseguir un acabado de pintura perfecto si el lienzo es defectuoso, por lo que los especialistas comprueban si hay pequeñas picaduras o imperfecciones incluso antes de sacar la pistola de pintura. Esta comprobación lleva unas 100 horas.

Una vez que el acabado de los paneles de la carrocería es impecable, los maestros artesanos aplican una capa inicial de imprimación, que luego se lija hasta conseguir una suavidad perfecta, para evitar que se formen incluso ondas, protuberancias o pequeños defectos imperceptibles. Este proceso suma otras 100 horas más.

Bugatti
El acabado de paneles, holguras y pintura de un Bugatti es difícilmente igualable.

Una vez aplicados los colores, un proceso que exige entre 400 y 500 horas, se inspecciona cada panel y se comprueba si hay variaciones. Si un panel es un tono más oscuro que los demás, se devuelve al taller para volver a pintarlo.

Bugatti afirma que garantizar la uniformidad del color en los distintos paneles es un gran reto, ya que a veces se pinta sobre metal y otras sobre fibra de carbono, por lo que los artesanos se toman su tiempo para perfeccionar cada panel, sea del material que sea.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Alfredo Rueda

Periodista especializado en motor desde hace más de 20 años, ha trabajado en diferentes gabinetes de prensa (Federación Española de Automovilismo o Circuito del Jarama) y medios especializados (Motor 16, Marca Motor o Auto Bild). Apasionado de coches, motos y, ahora también, de los cacharros con alas.

Más Información

Jeep Avenger 4xe
Peugeot e3008

Archivado en

· · · · ·  · 

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no