¿Qué es un coche autónomo? La mayoría de los conductores no lo tiene claro

El último estudio de J.D. Power pone de manifiesto el desconocimiento de la tecnología y los niveles de autonomía de los automóviles.

coche autónomo
Muchos conductores sobrestiman la capacidad de su automóvil.

La conducción autónoma es, a priori, un aspecto clave para el futuro de la industria del motor. Su implantación, sin embargo, todavía tiene camino por delante por distintos factores: todavía se está perfeccionando la tecnología, aún falta por establecer un marco legal y, según el último estudio de J.D. Power, la mayoría de los conductores no tiene claro qué es un coche autónomo. No saben qué niveles hay ni cuáles son los sistemas de asistencia disponibles.

El informe ha puesto de manifiesto que el 65% de los consumidores son incapaces de definir de manera precisa qué es un coche autónomo. Además, el 56% de los encuestados califica a los asistentes de conducción actuales como sistemas autónomos, lo que puede llevar a un exceso de confianza en las capacidades del vehículo y desembocar en accidentes.

Uno de los principales puntos de conflicto y confusión radica en la nomenclatura utilizada. Cada fabricante describe sus asistentes con terminología propia, por lo que el mismo sistema tiene distintos nombres en función de la marca a la que pertenezca el coche, lo que hace que los conductores los confundan.

Lisa Boor, gerente sénior de evaluación comparativa de automóviles y desarrollo de movilidad en J.D. Power, apunta: “Las partes interesadas de la industria deben trabajar juntas para garantizar mensajes claros y consistentes, y el uso de terminología orientada al consumidor es parte de esto”.

Elegir las palabras y frases adecuadas, añade, “puede ayudar a manejar los conceptos erróneos y mejorar la comprensión de los consumidores”.

Sistemas ADAS

El estudio también pone de manifiesto que el conductor promedio ni utiliza mucho los sistemas ADAS actuales ni confía en exceso en lo que depara la conducción autónoma. Solo el 26% de los entrevistados admite utilizar sistemas de asistencia activa, pero el 71% confirma que, para su siguiente coche, son funciones que desearía tener.

Por otra parte, prácticamente la mitad (41%) afirma que el nivel de asistencia a la conducción actual es el máximo con el que se sienten cómodos, señalando que no confían en niveles más altos, pues la tecnología todavía no ha demostrado estar capacitada para ello.

De hecho, lo que es común es que los conductores creen que para operar vehículos autónomos será necesario algún tipo de enseñanza o entrenamiento adicional específico, algo que apunta el 73% de los encuestados.

“La tecnología autónoma ofrece un gran potencial para hacer que nuestras carreteras sean más seguras y brindar más opciones de transporte a más personas, pero no nos daremos cuenta de ese potencial a menos que los consumidores entiendan la tecnología y sepan cómo usarla de manera segura”, asegura Tara Andringa, directora ejecutiva la asociación PAVE, volcada en la educación sobre los vehículos automatizados.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Mario Herráez

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.

Más Información

coches autónomos
Tesla China accidente

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no