Los próximos Volvo esquivarán los obstáculos para evitar accidentes

Un nuevo asistente de seguridad tomará el control de la dirección para realizar maniobras de evasión.

Los próximos Volvo esquivarán los obstáculos para evitar accidentes

Recreación del sistema de seguridad de Volvo.

Los próximos Volvo evitarán los obstáculos de la carretera gracias a un sistema de seguridad que tomará el mando cuando los detecte frente al vehículo. Se llama Asistente de Dirección y funcionará como un complemento para las actuales tecnologías de frenado automático de emergencia. Cuando el coche aplique los frenos en respuesta a una situación de peligro decidirá, en décimas de segundo, si basta con frenar o si puede ser más beneficioso dar un volantazo para evitar riesgos mayores.

El dispositivo trabaja a velocidades de entre 50 y 100 km/h y puede operar en dos niveles. Si el conductor inicia la esquiva, le ayudará a girar de la forma más adecuada; si no la inicia (por un despiste o falta de reacción por miedo) será el coche el que haga todo. Siempre, eso sí, que el automóvil entienda que es mejor frenar y esquivar que solo frenar. El conductor podrá abortar la maniobra en cualquier momento.

La nueva función se estrenará en el Volvo XC60, el nuevo SUV medio de la marca, que se presenta hoy en el Salón de Ginebra y se espera que llegue a España antes de que termine el año.

Además de evitar obstáculos, la innovación de seguridad recoge otras dos modalidades extra: devolver el coche a su carril para evitar impactos con vehículos que vienen de frente, como puede suceder en un adelantamiento mal calculado, y hacer lo mismo para impedir colisiones laterales, derivadas de un cambio de línea que no debió realizarse.

En el primer caso es el radar frontal el que da la alerta, mientras que en el segundo serán los retrovisores inteligentes los que pongan en marcha la corrección automática. En ambas situaciones, el coche es capaz de realizar la operación a velocidades de entre 60 y 140 km/h.

“Estos tres nuevos avances representan claros pasos adelante en nuestro desarrollo de modelos completamente autónomos”, opina Malin Ekholm, director del Centro de Seguridad de Volvo.