Actualidad

De dónde surge Honda y por qué se llama así

La marca japonesa empezó de la nada y su fundador la llevó hasta lo más alto de la industria para producir vehículos terrestres, marinos y también aviones.

Honda

Honda CR-V Hybrid, un de los automóviles actuales de la marca japonesa.

Soichiro Honda nació el 17 de noviembre de 1906 en el seno de una familia humilde de Shizuoka (Japón) y ya desde muy pequeño aprendió a reparar bicicletas en el taller de su padre. Unos conocimientos en los que siguió formándose a partir de los 15 años cuando se mudó a Tokio para trabajar en un taller de automóviles y volver a su hogar seis años después convertido en un experto mecánico.  

No tardó en iniciar su primera aventura en el mundo empresarial, Tokai Seiki, una fábrica de segmentos para pistones que abandonó temporalmente para cursar estudios universitarios. Pero en poco tiempo la puso en marcha de nuevo hasta que, durante la II Guerra Mundial, un avión B-29 norteamericano acabó violentamente con sus proyectos al destruirla con sus bombas. 

“El éxito es un 99% de fracaso”. Sin desanimarse y fiel a uno de sus lemas preferidos, Soichiro vendió los restos de su factoría al fabricante Toyota por 450.000 yenes e invirtió la suma obtenida para crear en 1948, junto a su socio Takeo Fujisawa, la Honda Motor Company con el propósito de fabricar motos, muy necesarias para la población en aquellos duros años de postguerra. 

La empresa que creo utilizando su apellido como denominación, inicialmente construyó ciclomotores y pequeñas motos con mecánicas de dos tiempos, pero estas le parecieron muy ruidosas y poco refinadas. Y para remediarlo aplicó todos sus conocimientos en desarrollar a principios de los 50 un modelo que cambiaría el rumbo de la compañía: la Type E 150 con motor de cuatro tiempos y que más adelante sería bautizada como Dream (sueño). 

Éxitos deportivos 

Siempre apasionado por el mundo de la competición, Honda lograría muy pronto su primer título mundial, en 1961, en la categoría de 125cc con el australiano Ron Phillis como piloto. Desde ese momento, la escudería alada (a diferencia de la H en los coches, el logotipo de las motos Honda es un ala dorada) consiguió lo que ninguna otra marca, conquistando en años sucesivos todas las categorías del campeonato (50, 125, 250, 350 y 500).  

Pero la empresa tenía que seguir creciendo y, aprovechando la experiencia recogida en las carreras, en 1969 lanza al mercado la CB 750, una moto que por su calidad y tecnología cambió para siempre el mundo de las dos ruedas marcando de paso el camino a sus rivales. 

 

HA-420 HondaJet

Alentado por sus primeros éxitos, Soichiro Honda comenzó a mirar mucho más lejos, “Solo tenemos un futuro y está hecho de nuestros sueños”. El siguiente paso fue más audaz si cabe y la firma japonesa comenzó a desarrollar y producir a pequeña escala coches utilitarios aprovechando los motores desarrollados en sus motos.

Con el tiempo, el proyecto fue madurando y, en 1960, presenta el N 360 de dos cilindros y tracción delantera, que sería el primer modelo fabricado en gran serie de la marca y cuya producción anual crecería de forma espectacular hasta alcanzar en 1969 las 232.000 unidades. Este pequeño vehículo de cuatro ruedas sería el germen que dio paso al popular modelo Civic que, en sucesivas generaciones, ha llegado hasta hoy.  

En los años 70, la actividad automovilística ya supera a la división de motos y se produce otro gran punto de inflexión en la marca. Soichiro Honda y su incondicional socio se jubilan en 1973 y son relevados por el nuevo presidente Kiyochi Kawashima, un directivo que había comenzado su carrera en la empresa montando los motores en la cadena de producción.

Y siguiendo la trayectoria expansiva ideada por sus antecesores crea nuevas áreas industriales que abarcan motores marinos fuera borda, bombas hidráulicas, segadoras de jardín, grupos electrógenos…

Tercer fabricante mundial 

Sin olvidar nunca su compromiso con la tradición deportiva, Honda participó en el campeonato de Fórmula 1 entre 1963 y 1968, construyendo sus propios chasis y motores. Y en 2006 volvió a la competición hasta 2008, sumando en la categoría reina del automovilismo un total de 88 carreras disputadas, nueve podios y tres victorias.  

Los logros de la compañía afincada en Tokio han continuado produciéndose al mismo ritmo a lo largo del presente siglo. En 2006 creó la división industrial Honda Aircraft para fabricar y comercializar el HA-420 HondaJet, un avión privado con motores a reacción, convirtiéndose el único fabricante del sector que en la actualidad produce simultáneamente vehículos terrestres, marinos y aeronaves.

Sin mencionar la avanzada división de robótica, que ha desarrollado el famoso androide Asimo para servir entre otras funciones de asistente para personas con movilidad reducida. 

 

Robot humanoide Asimo

A día de hoy, Honda es una de las marcas mejor valoradas del mundo y, según datos de la consultora Jato, en 2021 se situó como uno de los mayores fabricantes de coches en tercer lugar por sus ventas (4,13 millones), por detrás de Toyota (7,35) y Volkswagen (4,57).

Además, su modelo CR-V también fue tercero (713.143 unidades) entre los más vendidos a escala global, completando el podio tras los Toyota Corolla (985.336) y Rav4 (965.830). 

Otros artículos históricos de marcas:

Así como Honda, cada marca de vehículos cuenta con su propia historia caracterizada por hitos, curiosidades, anécdotas y más. Es por eso que en EL MOTOR, hacemos un repaso de alguna de ellas:

  • Por qué Audi se llama así y qué significan sus cuatro aros
  • Qué significa Citroën y qué representa su logo 
  • ¿Qué quiere decir Fiat y cuál es su historia?
  • ¿Por qué Volvo se llama así y qué representa su logo?

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no