Actualidad

El 911 Targa mira al pasado

La marca alemana presenta una nueva variante de su modelo mítico que aúna la estética característica del clásico con los motores de la actual generación.

El 911 Targa mira al pasado

Se filtró su diseño al presentarlo en una oficina de patentes, teníamos idea de lo que se venía y Porsche no ha defraudado con el 911 Targa: puro aroma retro que se beneficia de las tecnologías modernas.

Estéticamente hereda los rasgos característicos del modelo clásico, con una barra ancha en lugar del pilar B, una sección de techo retráctil sobre los asientos delanteros y una ventanilla trasera sin pilar C. Donde se nota que estamos en el año 2014 es el sistema de apertura y cierre automático mediante un botón, que guarda la capota detrás de los asientos posteriores.

Como es habitual en las variantes del 911, el Targa llegará en dos versiones, la normal y la 4S. La primera cuenta con un motor bóxer 3.4 de 350 CV combinado con una caja de cambios PDK y transmite la potencia a las cuatro ruedas. Con el paquete Sport Chrono pasa de 0 a 100 en 4,8 segundos y llega hasta los 282 km/h de velocidad máxima. La marca alemana adelanta un consumo en ciclo mixto de entre 8,7 y 9,5 l/100 km (según la transmisión) y unas emisiones de CO2 de entre 204 y 223 g/km.

Por encima se encuentra el 911 Targa 4S, que monta un bloque 3.8 de 400 CV de potencia y, con el cambio PDK y el paquete Sport Chrono, hace el 0-100 en 4,4 segundos y alcanza los 296 km/h de punta. Su consumo se sitúa entre 9,2 y 10 l/100 km y tiene unos niveles de CO2 de 214 a 237 g/km.

Llegará al mercado español en mayo de 2014 con un precio de 125.973 euros para la versión básica y de 142.806 para el 4S.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no