El increíble coche del presidente chino valorado en seis millones de euros

Xi Jinping se desplaza en un coche de fabricación nacional que nada tiene que envidiar al de sus homólogos occidentales.

China

Xi Jinping acaba de iniciar su tercer mandato, concentrando en su persona el mayor poder político que se conoce en China desde la época maoísta. En consecuencia, vive rodeado de los aditamentos más suntuosos que suelen beneficiar a los máximos dirigentes, ya sean dependencias oficiales o vehículos terrestres y aéreos (dispone para sus viajes de un Boeing 747).  

Si el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se desplaza habitualmente en un Cadillac One blindado apodado ‘La bestia’, Xi Jinping utiliza otro coche no menos sensacional.

El líder supremo del Partido Comunista Chino también recurre a la industria automovilística de su país y se desplaza oficialmente en una lujosa limusina Hongqi que, para más señas, en mandarín se traduce por bandera roja

Se trata de la marca de lujo del fabricante chino FAW (First Automobile Works) y que desde 1958 es la firma que ha suministrado los coches oficiales para trasladar a las grandes personalidades del partido gobernante.  

Dimensiones imponentes

Para la presente ocasión, Hongqi ha preparado una versión presidencial con toda la clase de equipamientos necesarios. En concreto, se trata de un Hongqi modificado y conocido como N701, desarrollado a partir de uno de los más exclusivos modelos fabricados en serie por esta marca. 

Y aunque las especificaciones del Hongqi de Xi Jinping son un secreto de Estado, es muy posible que la base utilizada sea la del LS7, una lujosísima berlina de reciente aparición. El modelo comercial ya presenta unas dimensiones imponentes, con 5,7 metros de largo y en su interior solo dispone de cuatro asientos. Las butacas posteriores disponen de aireación, calefacción y función de masaje automático.

En cuanto a la mecánica, podría equipar un motor propio V8 Turbo. Aunque para el vehículo presidencial desarrollado por Hongqi también podría haber recurrido a un V12, aún más potente, el mismo que ha venido equipando desde 2016 el Hongqi L5, popularmente conocido como el Rolls-Royce chino. 

Por supuesto, la versión especial diseñada para el presidente chino ha recibido innumerables modificaciones de seguridad, como blindajes y aislamientos especiales, además de todos los equipamientos de conectividad necesarios para garantizar su cometido presidencial. Unos trabajos que justificarían el alto precio del vehículo, estimado en unos seis millones de euros.

Anteriormente, el presidente Xi Jinping solía utilizar en sus desplazamientos al extranjero vehículos de marcas occidentales como BMW o Mercedes, que le cedían los gobernantes anfitriones. Desde 2018, cuando acude al extranjero ya se desplaza en coches de fabricación china, como ya ha demostrado con el Hongqi N501, un antecesor más compacto del nuevo N701. 

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Juan Luis Soto

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.

Más Información

chery
Rosalía en su Ford f-150 Raptor

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no