Actualidad

El momento del lujo

El mercado de productos exclusivos alcanza máximos históricos, y los automóviles más selectos lideran el auge. Los fabricantes artesanales de prestigio baten récords de ventas y triunfan en casi todo el mundo. Esta es la radiografía de un fenómeno singular.

El momento del lujo

El mercado de los productos de lujo facturó un total de 865.000 millones de euros en 2014, según refleja el informe especializado de la consultora Bain & Company. Una cifra mareante, un 7% superior a la de 2013, que representa el doble del PIB de países como Austria y Argentina, y que resulta incluso superior al de economías como la suiza y la holandesa. Y, aunque todavía no hay cifras oficiales, las estadísticas interanuales indican que 2015 arrojará un total de facturación aún mayor.

Los bienes de lujo abarcan sectores tan dispares como el textil, la joyería y la electrónica de consumo. Pero el automóvil tiene un papel protagonista entre las propuestas más exclusivas. Y es que concentró nada menos que el 41% de las divisas que se movieron con estas operaciones comerciales en 2014, más de 351.000 millones de euros.

El auge de los fabricantes más elitistas, como Rolls-Royce, Bentley, Ferrari y Lamborghini, entre otros, resulta clave en la explicación del fenómeno. Y es que cada uno de sus modelos se comercializa por un valor medio mínimo de entre 200.000 y 400.000 euros, y cada vez se venden más. De hecho, la mayoría de estas marcas están batiendo sus récords históricos de entregas.

Los datos estadísticos de Jato, una consultora centrada en el sector del automóvil, ponen de relieve el Big Bang que están viviendo los vehículos más exclusivos: los de corte deportivo han pasado de sumar casi 73.000 unidades en 2012 a rozar las 105.000 en 2014, mientras que los más grandes y refinados prácticamente han doblado sus entregas en el mismo periodo, dando un salto desde los 11.000 coches hasta los 21.000.

Asimismo, la personalización que suelen realizar la mayoría de clientes de estos modelos contribuye también al momento dorado que está experimentando el automóvil más selecto, porque los trabajos finales pueden llegar a doblar la factura, aportando bríos extra al tirón del lujo. Los caprichos y la excentricidad de los millonarios son un filón para las marcas y potencian la rentabilidad por unidad producida. Incluso hay vehículos únicos, como los Bugatti, con tarifas oficiales de uno y hasta dos millones de euros.

Los millonarios en general y las personalidades de la política, la empresa, la cultura y el deporte en particular son los compradores principales de estos supercoches: presidentes y monarcas, altos ejecutivos, actores y presentadores de renombre, futbolistas, jeques árabes, pilotos de fórmula 1, boxeadores, coleccionistas.

EE UU y China, focos del lujo

Tradicionalmente, Estados Unidos, Europa y Japón han sido los mercados que han registrado las ventas más elevadas de automóviles exclusivos, con EE UU como líder por el mayor tamaño de su economía y superior renta per capita. Sin embargo, en la última década se han creado nuevos pilares comerciales para el lujo en países emergentes como China, Rusia e India. China, por ejemplo, concentra actualmente casi un 30% de los clientes potenciales de este mercado, debido a su enorme población, que es la mayor del mundo (1.350 millones de habitantes en 2015, según la ONU), aunque este registro no se traslada luego en proporción al valor de la facturación, aspecto en el que EE UU permanece como referencia y, el área metropolitana de Nueva York, como zona geográfica más destacada del planeta, por delante de Mónaco, Hong Kong y la City londinense.

De los 865.000 millones de euros de volumen de negocio registrados por los bienes de lujo en 2014, 64.900 millones de euros correspondieron a EE UU; 18.100 a Japón, 16.100 a Italia y 15.300 a Francia. China, por su parte, facturó 15.000 y, España, 5.000.

La economía manda

Aunque los productos más exclusivos no se ven tan afectados por los vaivenes de la economía mundial como los bienes de gran consumo, sí que les influye el devenir de los contextos sociales y monetarios. Francisco Roger, responsable de automoción de la consultora KPMG, ofrece su visión: “El crecimiento más significativo en el mercado de vehículos premium de los últimos años se ha experimentado en mercados emergentes como China. Sin embargo, la ralentización de la economía que está sufriendo este país en la actualidad, causada por las caídas de los precios de las materias primas [fundamentalmente del petróleo], de su Bolsa de valores y de la confianza de los consumidores, podría marcar un punto de inflexión y atenazar su potencial de crecimiento”. Además, Roger indica que en las regiones más desarrolladas, “como EE UU, Europa y Japón”, el mercado de vehículos exclusivos presenta ventas “estables”, aunque “en los últimos meses [de 2014] está creciendo significativamente como resultado de la salida paulatina de la crisis”. Y las previsiones señalan que el mercado del lujo tiene cuerda: seguirá creciendo, al menos, hasta 2020.

Ferrari
El éxito de la deportividad





Ferrari 488 Spider.


Ferrari 488 Spider.




La marca italiana suele ser reacia a comunicar cifras de ventas y producción, señalando que su oferta siempre será ligeramente inferior a la demanda existente, para mantener así la exclusividad de sus productos. Hasta hace poco, el planteamiento se relacionaba con unas entregas de 7.000 modelos al año, pero en 2014 ya fueron 7.255. Y el cierre de 2015 (no disponible todavía) puede confirmar un salto hasta los 7.700 coches.

Sus mercados estrella: EE UU; Alemania y Reino Unido en Europa, y China y Japón en Asia. En España se vendieron 57 Ferrari en 2014, y 67 entre enero y noviembre de 2015. La última propuesta es el biplaza descapotable 488 Spider (imagen), que ronda los 250.000 euros.

Bentley
El fabricante de prestigio más comercial





Bentley Bentayga.


Bentley Bentayga.




Es el fabricante exclusivo con mayores ventas: 11.020 matriculaciones en 2014, un 9% más que en 2013, lo que supone un nuevo récord para la firma británica (propiedad también del Grupo VW). Y acaba de lanzar un modelo, el Bentayga, su primer todoterreno, que se suma a los cupés y limusinas actuales y del que se espera que lleve las ventas de la empresa a la barrera de las 15.000 unidades anuales. Cuesta 250.000 euros. El buen momento llevó a la compañía a abrir en 2015 nuevos concesionarios en Suiza, Rusia y Marruecos.

Estados Unidos es su mercado principal (concentró 3.186 coches de los 11.020 entregados en 2014), seguido de China (2.670), Europa (1.539) y Oriente Próximo (1.263). En España se vendieron 41 modelos en 2014 y 45 entre enero y noviembre de 2015.

Maybach
Segunda oportunidad





Mercedes Maybach Pullman.


Mercedes Maybach Pullman.




Mercedes decidió resucitar Maybach en 2002, una firma histórica de automóviles de lujo similar a Rolls-Royce. Y quería vender 1.000 unidades al año. Sin embargo, sus altos precios, superiores a 500.000 euros, y su falta de personalidad propia, porque compartían imagen y componentes con los Mercedes Clase S, no terminaron de convencer y en 10 años de vida comercial, hasta 2012, apenas se matricularon 3.000 coches.

Con la lección aprendida, la casa de la estrella vuelve a intentarlo, pero esta vez como submarca de Mercedes y no como marca propia, para poder compartir elementos con el Clase S sin que ningún cliente se sienta defraudado. Y con precios drásticamente inferiores: desde 150.000 euros. La limusina Pullman (foto), eso sí, la propuesta superior de la nueva división, va por libre: 6,5 metros de largo y 700.000 euros.

Bugatti
Un caso único






Pocos fabricantes consiguen sobrevivir vendiendo un único modelo. Bugatti es uno de ellos. Primero fabricó el superdeportivo Veyron, del que produjo 450 unidades, que llegaron a pagarse por 1,7 millones de euros. Y, ahora, anuncia un nuevo modelo, el Chiron, que se presentará en marzo en el Salón de Ginebra y será muy parecido al prototipo de la imagen inferior. Todavía no se ha lanzado, pero la marca, alineada dentro del Grupo VW, ha recibido ya 130 pedidos. El Veyron fue el modelo de producción más rápido y potente, con 1.200 CV y 431 km/h, y el nuevo quiere establecer límites superiores: la rumorología habla de 1.500 CV y más de 450 km/h. La tirada prevista es de solo 500 unidades, y se especula que cada una podría costar más de dos millones de euros. Es el valor de contar con el supercoche más apabullante del momento.

Aston Martin
Periodo de transición





Aston Martin.


Aston Martin.




La marca de James Bond es la única firma exclusiva que ha retrocedido en ventas: de las 4.200 unidades de 2013 a 3.500 en 2014. Pero se debe a un periodo de transición que coincide con la renovación de su gama de modelos. Cuando el nuevo catálogo esté desplegado, Aston Martin comunica que espera alcanzar 7.000 entregas anuales. Su próximo modelo será el DB11, un cupé que será similar al modelo visto en Spectre, la última película del agente 007 (en la fotografía), y que saldrá en el último trimestre de este año. Y será además su primer coche con motores y electrónica de Mercedes, lo que debería traducirse en ventas adicionales para el fabricante británico, uno de los pocos que siguen siendo independientes. En España se entregaron 13 Aston Martin en 2014 y 14 entre enero y noviembre de 2015.

Rolls-Royce
El estandarte del lujo





Rolls-Royce Wraith.


Rolls-Royce Wraith.




Si hay un fabricante que la mayoría asocia al lujo, ese es Rolls-Royce. La compañía británica (perteneciente al Grupo BMW) lleva desde 2009 estableciendo récords de ventas, impulsada por el lanzamiento de nuevos modelos. Así, 2014 es el quinto año consecutivo en el que supera sus registros y también el primero en el que sobrepasa la frontera de las 4.000 matriculaciones: 4.063, un 12% más que en 2013.

Y el futuro parece brillante, porque al Wraith (en la foto), su coche más moderno y primer cupé, se le acaba de sumar el descapotable Dawn, que completa la gama de la marca, centrada hasta ahora en limusinas. Su precio: casi 400.000 euros. EE UU es su mercado talismán, seguido de Oriente Próximo, Europa y China. En España se vendieron cuatro coches en 2014 y uno entre enero y noviembre de 2015.

Lamborghini
Prepara su gran despegue





Lamborghini Urus.


Lamborghini Urus.




La eterna rival de Ferrari registra números inferiores a su competidora, pero está en la senda del éxito. Ha entregado 2.530 coches en 2014, lo que supone un 19% más que en 2013 y un nuevo récord para la marca (propiedad del Grupo VW). Además, en el último tramo de 2015 ha lanzado el biplaza Huracán (foto), que da el relevo al Gallardo y cuya incidencia en las ventas se apreciará en 2016. Y lo mejor está por llegar, porque la casa ultima su primer todoterreno, un tipo de coche que ampliará su abanico de compradores. Se llamará Urus, saldrá en 2018 y nace con el objetivo de conquistar, al menos, 3.000 nuevos clientes al año, lo que debería llevar a Lamborghini al umbral de las 6.000 unidades. Cada uno saldrá por unos 280.000 euros. En España se vendieron 11 modelos en 2014 y 12 entre enero y noviembre de 2015.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no