Actualidad

El Volkswagen T-Roc Cabrio apuesta por la fórmula de SUV descapotable

Su capota de lona se abre o cierra en nueve segundos y hasta a 30 km/h, estará disponible con dos motores gasolina de 115 y 150 CV.

Volkswagen T-Roc Cabrio

El T-Roc Cabrio estará listo en 2020.

La de los SUV descapotables no es una categoría de carrocería particularmente extendida, los ejemplos a lo largo de la historia son más bien escasos. El Nissan Murano CrossCabrio y el Range Rover Evoque Convertible son de sus pocos representantes. Sin embargo, cuando se presentó el T-Roc en forma de prototipo contaba con un techo duro desmontable tipo targa, lo que siempre ha sido caldo de cultivo para los rumores de la llegada de un Volkswagen T-Roc Cabrio de producción. Tras cierto tiempo de espera, ya está aquí.

El modelo se convierte así en el único descapotable de la gama de Volkswagen. Se presenta como un coche de cuatro plazas que comparte la mayoría de sus elementos con el todocamino normal, pero es 34 milímetros más largo y cuenta con una distancia entre ejes mayor (37 milímetros). También han sido necesarios diversos refuerzos en la estructura del chasis para compensar la falta de techo y mantener la rigidez estructural.

La capota de lona es el mayor elemento diferenciador del Volkswagen T-Roc Cabrio, con un sistema de apertura y cierre electrohidráulico automático. Tarda solo 9 segundos en completar el proceso, que puede realizarse en movimiento a velocidades de hasta 30 km/h. Como es lógico, al abrirse afecta a la capacidad del maletero, que se reduce de 284 a 161 litros.

Para velar por la seguridad de los ocupantes en caso de accidente, el marco del parabrisas está reforzado y existe un sistema de protección antivuelco situado justo detrás de los asientos traseros. Se activa en unas décimas de segundo si se supera cierta aceleración transversal o inclinación.

Volkswagen opta por dos motores de gasolina para el modelo, un 1.0 TSI de 115 CV y un 1.5 TSI de 150 CV, ambos con tracción delantera y con transmisión manual de seis velocidades de serie. El más potente también dispone de manera opcional de un cambio automático DSG de siete velocidades.

Su dotación de serie incluye los mismos elementos que el T-Roc normal, entre otros el Volkswagen Digital Cockpit de 11,7 pulgadas, la pantalla central (hasta 8 pulgadas, en función del sistema de infoentretenimiento elegido), el sistema de detección de peatones, la frenada de emergencia en ciudad, el avisador de salida de carril y el freno anticolisiones múltiples. Además, el modelo está disponible con dos líneas de equipamiento, denominadas Style y R-Line, cada una con un carácter propio.

Está previsto que el Volkswagen T-Roc Cabrio llegue a los concesionarios en primavera de 2020. Por el momento se desconocen sus precios.

Volkswagen T-Roc Cabrio

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no