Actualidad

Europa quiere cargadores en todos los edificios nuevos o rehabilitados

Las administraciones instan a la electrificación, pero la recarga sigue siendo el principal escollo. Sobre todo, en domicilios y comercios, donde más se necesitan.

Cargador coche eléctrico

Las complicaciones de recarga se mantienen como uno de los grandes escollos para los coches eléctricos.

La Comisión de la Unión Europea acaba de proponer un proyecto de ley para que todos los edificios nuevos o los que se sometan a rehabilitaciones integrales, tengan que ser obligatoriamente equipados con el cableado necesario para la instalación de cargadores domésticos.

Y es que es en este tipo de instalaciones privadas donde se llevan a cabo casi la totalidad (90 %) de las recargas de coches eléctricos. Una necesidad imprescindible para la generalización del coche a pila y que el paulatino despliegue de la red de cargadores públicos no va a solventar.

Aunque la medida que quiere implantar la comisión europea tampoco solucionará el problema de la carga doméstica, como ha puntualizado Transport & Environment (T&E), la federación europea de organizaciones medioambientales para el transporte.

 Un año de espera

Y la razón es que, según este organismo, los edificios residenciales de nueva construcción o remozados son minoritarios (solo el 1% en caso de los rehabilitados) y no se puede ignorar a la gran mayoría de automovilistas que viven y trabajan en edificios ya existentes y que no disponen de la infraestructura necesaria para instalar cargadores en sus domicilios.

Además, apuntan desde T&E, la nueva directiva propuesta para los países de la UE debería considerar en su normativa también a los edificios no residenciales, como las oficinas o los locales comerciales, para facilitar la recarga con la exigencia de un mínimo de puntos instalados.

Y para conseguir instalar cargadores donde más falta hacen, las administraciones deberán  eliminar las barreras existentes en la actualidad porque, por lo general, los particulares y las empresas tienen que esperar hasta un año para montar un equipo de carga eléctrica.

El ‘derecho a enchufar’ de los ciudadanos requiere agilizar estos trámites y, según la asociación T&E, debería existir una legislación que estableciera un tiempo de demora máximo entre que se solicita el permiso y su instalación para disponer de un cargador donde quiera que viva el ciudadano.

Ahora toca a los eurodiputados y los propios gobiernos de los países europeos debatir esta propuesta para decidir la directiva definitiva que se convertirá en ley para todo el territorio de la UE.  

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no