Actualidad

Los superdeportivos de 2013

Los superdeportivos de 2013

Los superdeportivos parecen vivir en una dimensión paralela a la realidad, ajenos a la crisis y a sus consecuencias sociales y económicas. Y es que, a pesar de todo, hay muchas novedades programadas para los próximos 12 meses. Sus ventas en Europa están en clara recesión, pero la demanda procedente de mercados emergentes como Rusia, China e India, y de otros consolidados que mantienen gran volumen de negocio, como EE UU, lo compensa con creces y garantiza su subsistencia: solo en China, cada año surgen un millón de nuevos millonarios.

El Jaguar F-Type es la novedad estrella para 2013. Primero, porque es el superdeportivo con los precios menos desorbitados, aunque todavía inalcanzables para la mayoría: se pondrá a la venta en primavera desde unos 78.000 euros, aunque el motor superior rondará los 95.000. Pero también por su imagen, que combina clase y deportividad y aporta aires nuevos, y por sus soluciones técnicas, porque recogen los mejores avances: estructura de aluminio para aligerar peso, motores con turbo y sistema start & stop para combinar prestaciones y consumos razonables, suspensión electrónica y hasta cambios automáticos de ocho marchas.








Interior Jaguar F-Type.




El F-Type es el último exponente del renacimiento de la marca británica, y llega con el objetivo de retar a modelos de peso como el Porsche 911. En principio se lanzará con carrocería descapotable, que equipa una cuidada capota de lona eléctrica con varias capas, pero más adelante se espera también una versión cupé. Y la oferta mecánica cubre un amplio espectro de potencias: motores 3.0 V6 turbo con 340 y 380 CV, y también un poderoso 5.0 V8 turbo con nada menos que 495 CV.

Todos incluyen botón de arranque y propulsión trasera con diferencial autoblocante. El grupo JLR, de Jaguar Land Rover, es uno de los consorcios más en forma de la industria del automóvil, y así como el Range Evoque se ha convertido en uno de los todoterrenos compactos más deseados, al F-Type no le faltan cualidades para despertar pasiones entre los entusiastas del volante.

Porsche, siempre una referencia entre los modelos más deportivos, lanzó a comienzos de este año el nuevo 911, que estrenó muchas mejoras: menor peso y consumo, cambios manuales y automáticos de siete marchas, interior más refinado y un eje delantero con mayor anchura que simplifica el manejo, porque, ahora, el 911 obedece más a la dirección.








Porsche 911 cabrio.




Pero como es habitual en la marca, mantiene vivo el interés por su mítico coche, ofreciendo nuevas variantes. Así, y tras comercializar en septiembre la carrocería cabrio, propone ahora las versiones con tracción 4×4 (desde 112.499 euros), que facilitan también la conducción y refuerzan aún más su potencial dinámico. Y para 2013 se esperan las propuestas más radicales: 911 Turbo, con más de 500 CV, y 911 GT3, que apuesta por la ligereza y los componentes de competición para ofrecer sensaciones cercanas a las de los coches de carreras.








Aston Martin Vanquish




 La nueva entrega del Aston Martin Vanquish será otro de asuntos protagonistas del año que se avecina. El próximo coche para el garaje del agente 007 aparecerá en los inicios de 2013 y, como su antecesor, busca ser el superdeportivo más elegante y glamuroso: permite rodar en circuito y acudir después a la ópera. Reúne un motor V12 con 575 CV, frenos cerámicos y otras lindezas técnicas, pero también ofrece un interior exquisito, elaborado con los mejores cueros y maderas y dotado con todas las comodidades. Y se fabrica a mano, de forma artesanal, cuidando con mimo hasta el más mínimo detalle. Es un cruce casi perfecto entre un Ferrari y un Rolls-Royce.








Ferrari F12 Berlinetta




Tampoco olvida un cierto sentido práctico, porque sus 4,72 metros de largo (los F-Type y los 911 son más pequeños y rondan los 4,4 metros) dan para integrar 2+2 plazas y un maletero de 360 litros. El precio no se ha comunicado todavía, pero superará los 300.000 euros. Ferrari, por su parte, no entiende de compromisos y mantiene la deportividad extrema como apuesta principal. Y se aprecia en el estratosférico F12 Berlinetta, el deportivo de calle más rápido y potente que ha concebido la casa italiana en su historia: tiene 740 CV, acelera de 0 a 200 km/h en solo 8,5 segundos y supera los 340 km/h de punta.






Este modelo, un cupé algo más pequeño que el Vanquish (4,61 metros), da el relevo al 599 GTB y tiene un precio a la altura de su rendimiento: unos 340.000 euros. El fabricante transalpino es casi el único que no pierde ventas en Europa, y gracias al tirón de mercados como EE UU y China ha vuelto a marcar un récord de pedidos en la primera mitad de 2012: más de 3.660 coches en seis meses.

En un plano inferior, por precio y potencia, aunque todavía jugando en liga de campeones, destaca el BMW M6 y su motor 4.4 V8 biturbo de 560 CV. Está disponible con trajes cupé y cabrio (desde 147.300 euros) y, gracias a sus casi 4,90 metros de longitud, es una de las propuestas más amplias: cuatro plazas y un maletero de 460 litros. Además, consigue un consumo medio muy meritorio para su potencial: 9,9 litros.








Honda NSX




Y de Japón se espera el nuevo Honda NSX, que lleva varios años de retraso. Las últimas noticias fijan su lanzamiento en 2014. El modelo definitivo será casi idéntico al prototipo de la fotografía, y podría tener mecánica híbrida, con un motor V6 y tres eléctricos, y hasta tracción 4×4.



Músculo americano

Chevrolet Camaro


Al otro lado del Atlántico son habituales los modelos denominados como muscle car o coches con músculo. Y se trata de automóviles deportivos, pero con un concepto diferente del habitual en Europa.

Si aquí se apuesta por la sofisticación técnica, con motores a la última, construcción ligera, cambios de doble embrague con levas en el volante y hasta tracción 4×4 y suspensiones electrónicas, en EE UU buscan la sencillez y se centran en ofrecer una imagen poderosa y un motor potente.

Los Ford Mustang y Chervrolet Camaro son los representantes más conocidos de los muscle car, y libran desde hace décadas su particular batalla comercial en el mercado norteamericano. La mejor noticia es que son propuestas muy llamativas y divertidas de conducir, y que cuestan mucho menos de lo normal en los modelos europeos. Pero también resultan más elementales.

El nuevo Camaro, disponible en versiones cupé y descapotable, ha modernizado bastante el concepto muscle car y, manteniendo los patrones originales, ha añadido una buena base mecánica (con suspensiones independientes y otras soluciones) y el dinamismo que esperan los conductores europeos. Presenta una estampa muy contundente, con una planta baja, ancha y recia que no pasa desapercibida, y equipa un enorme motor 6.2 V8 con más de 400 CV: rinde 405 CV, si el cambio es automático, y sube a 432 CV con caja manual, ambas de seis marchas. Pero, sobre todo, se vende desde 43.900 euros, casi la mitad de lo que cuesta un BMW M3 de 420 CV.

Es, con gran diferencia, el modelo de más de 400 CV más económico del mercado español. Ante la buena acogida del nuevo Camaro en Europa, Ford ha decidido traer por fin su Mustang, aunque todavía no concreta fechas. Las previsiones señalan el año 2014, y el modelo que se importará no será el actual, sino la próxima entrega del Mustang, para el que se esperan cambios de diseño. Además, también se especula con la posibilidad de que el Mustang europeo reciba una mecánica ligeramente diferente del estadounidense, y que tenga un eje trasero multibrazo, en vez del clásico rígido, que mejorará el comportamiento. Otro punto sin aclarar es el precio.

Y es que el Mustang de EE UU está disponible allí desde unos 18.000 euros. Aquí es fácil que termine costando el doble, o más.



Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no