Actualidad

Mazda cumple cien años buscando caminos alternativos

La marca de Hiroshima celebra su centenario pero siempre mirando hacia el futuro con soluciones innovadoras.

Mazda aniversario

La tradición y la tecnología se dan la mano en la evolución constante de Mazda. / Mazda

El 30 de enero de 1920 se fundó Toyo Cork Kogyo, un pequeño productor local de corcho artificial instalado en la localidad japonesa de Hiroshima. Sólo un año después, y ya bajo la dirección de Jujiro Matsuda, la empresa se transformó para dedicarse, primero, a la fabricación de maquinaria industrial y, después, de automóviles. Fue el germen de Mazda, la empresa de automoción que celebra ahora el centenario de su nacimiento.

Justo una década después se inició la comercialización del Mazda Go, el primer vehículo producido ya bajo esta marca y que desde 1931 alcanzó una gran popularidad gracias a la versatilidad de su planteamiento como motocarro de tres ruedas. En 1940, Mazda ya tenía listo para el lanzamiento su primer turismo, pero la Segunda Guerra Mundial truncó su producción. Fue en 1945 cuando la actividad se reanudó aunque de nuevo con la fabricación del triciclo, priorizando los vehículos comerciales tan necesarios en esa época de posguerra.

En este contexto hubo que esperar hasta 1960 para que Mazda pudiera sacar al mercado su primer turismo, el R360, que se convirtió en un gran éxito de ventas entre los pequeños utilitarios, muy demandados en aquellos tiempos. Al año siguiente se firmó un acuerdo de licencia con el fabricante alemán NSU, iniciándose así el desarrollo y producción del motor rotativo Wankel, que con el paso del tiempo se afianzó como una de las señas de identidad de la marca nipona.

Y es que Mazda siempre se ha caracterizado por la búsqueda de camino alternativos, diferentes e incluso a veces atrevidos para el desarrollo de su tecnología y automóviles. Tanto el diseño de las carrocerías, como la concepción de los habitáculos y las soluciones mecánicas empleadas rezuman una personalidad propia que aporta a la marca un importante valor diferencial y añadido.

Modelos legendarios como el RX-7 o el MX-5, exitosos y populares como el Mazda3 o tan innovadores como el reciente CX-30, con tecnología Skyactiv-X, confirman que la empresa que ahora cumple cien años siempre ha sabido combinar con acierto su tradición con una visión de futuro innovadora, que le permite afrontar los nuevos desafíos con optimismo.

Mazda se instaló en España hace dos décadas como filial de Mazda Motor Europe. En este tiempo ha afianzado su posicionamiento en el mercado nacional hasta cerrar el pasado ejercicio como el mejor de su historia, con 23.160 unidades matriculadas, un crecimiento interanual del 8,4% y una cuota de mercado del 1,8%.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no