Actualidad

El modo coche y los mejores anuncios contra el uso del móvil al volante

Niños, drama, humor… Las campañas de concienciación prueban de todo para frenar las distracciones.

móvil

El uso del móvi en el coche se castigará con la detracción de seis puntos en el carnet.

La lucha contra el uso del móvil sigue adelante en la Dirección General de Tráfico. La DGT insiste en modificar la Ley de Tráfico para aumentar de tres a seis la pérdida de puntos del carnet de conducir que supondrá el uso del móvil mientras se conduce, y elevar la multa de 200 a 500 euros. 

Se castigará igual una conversación telefónica que el envío de un mensaje en un semáforo, y para aumentar la vigilancia, la Guardia Civil utilizará nuevas furgonetas camufladas para “controlar a mayor altura si un conductor está utilizando un dispositivo móvil mientras conduce”.

Y no extraña que se persiga este objetivo, pues en 2019 las distracciones fueron, por cuarto año consecutivo, el factor más frecuente en los siniestros con víctimas mortales.

Esta circunstancia se repitió en el 28% de los accidentes con fallecidos, por delante del consumo de alcohol (24%) y la velocidad (23%). 

Los resultados de la campaña realizada en la carretera en septiembre corroboran la necesidad de seguir concienciando contra el uso del móvil y otros dispositivos. A mediados de mes, Tráfico vigiló más de 355.000 vehículos y cursó 5.712 denuncias, de las cuales el 50,3% fueron por usar el teléfono móvil. 

Por cifras como las anteriores la DGT apuesta no solo por la dureza de las infracciones, sino también por campañas de concienciación que son frecuentes en las redes sociales.

Una de ellas es la recomendación del uso del modo coche, que desactiva funciones de los teléfono móviles como la entrada de las notificaciones. 

Según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la Dirección General de Tráfico (DGT), tras minuto y medio de conversación el conductor deja de percibir el 40% de las señales, su ritmo cardíaco se acelera y tarda más en reaccionar. Usar el móvil equivale a conducir con un gramo por litro de alcohol en sangre, el doble de lo permitido. 

Por eso la DGT impulsa campañas como la de 2017 en la que participó el trío humorístico Tricicle “Al volante, nada de móvil”. Ese es el mensaje que traslada un vídeo lleno de gestos, muecas y palabras sin palabras. “No importa cómo lo digas. Lo importante es que lo digas”, era el espíritu de la campaña, una de las más originales de los últimos años. El objetivo es que los automovilistas recuerden a otros conductores lo que ya saben: que hablar y conducir (o escribir y conducir) supone exponerse innecesariamente al riesgo.

El 94% de los conductores, según un estudio del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), reconoce la peligrosidad del uso del móvil. Aun así, el 43% de los jóvenes admite que wasapea mientras conduce: escribir un mensaje de texto equivale a circular distraídos como mínimo 20 segundos (unos 660 metros de distancia, si viajamos a 120 km/h).

Los responsables de Tráfico en España no son los únicos que piensan de esta manera. Así luchan contra esta costumbre en otros lugares del mundo.

Quebec

Uno de los vídeos más simpáticos y eficaces llega desde Québec (Canadá) y circula por las redes sociales desde hace algún tiempo. Si a nadie se le ocurría escribir una carta en un carruaje (ni una carta con una máquina de escribir en el siglo XX), no hay ninguna razón para mandar un mensaje por WhatsApp en el coche.  

Chile

La Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito chilena (Conaset) recurre al brasileño Marcel Fernades –el hombre que más rápido chatea del mundo: nueve caracteres por segundo– para demostrar qué ocurre si se envían mensajes por el móvil mientras se conduce. Este es el resultado.

Bélgica

En clave de humor, la siguiente campaña es esta historia de amor contada en emoticones. Se llama ‘Emoji Crush’, ha sido lanzado por la OVK, la asociación belga de padres de niños víctimas de accidentes de tráfico., según recoge la revista Tráfico y Seguridad Vial de la DGT.

Nueva Zelanda

Sin palabras y con un humor finísimo, alejado del drama y de las imágenes impactantes, este anuncio del Gobierno de Nueva Zelanda deja el mensaje claro. Las manos, en el coche, lejos del móvil. 

Estados Unidos

Una campaña contra el móvil al volante dirigida específicamente a los jóvenes, a los que pretende llamar la atención con imágenes no sangrientas, pero sí brutales. “Simplemente conduce”, dice el anuncio, promovido por el Departamento de Transportes de EE UU y la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés).

China

No se trata de una campaña institucional propiamente dicha, sino de un interesante experimento realizado en Japón con el apoyo de Volkswagen. Y con la colaboración especial de un experto informático que logró que muchos teléfonos de la sala de cine sonaran a la vez. Cuando los espectadores los buscaron en sus bolsillos y bolsos, ocurrió esto:

Suiza

La Policía de Laussana recurre al humor negro para convencer a conductores y peatones de que el móvil y el tráfico se llevan muy mal. En resumen: para hacer magia y lograr que desaparezca una persona, solo hace falta “un móvil, unas piezas de música y una aplicación SMS. Y, sobre todo, muy poca atención”.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no