Conducir

¿Te atreverías a conducir más de 300 metros con los ojos vendados?

Enviar un mensaje por WhatsApp a 60 km/h equivale a recorrer a ciegas más de un tercio de kilómetros. Uno de cada dos conductores utiliza el móvil al volante habitualmente.

Multas móvil

Usar el móvil al volante equivale a perder el control del coche.

El Plan Estratégico 2011-2020 de la Dirección General de Tráfico (DGT) no contempla ninguna acción concreta para controlar el uso del móvil durante la conducción, posiblemente porque el uso de los smartphones no estaba tan generalizado cuando fue redactado.

Sin embargo, hay motivos para la alarma. Responder un WhatsApp conduciendo a 60 km/h es lo mismo que recorrer 340 metros con los ojos vendados. ¿Cuántos obstáculos, situaciones no previstas, o peatones, se pueden encontrar en esa distancia? Ese es el riesgo de conducir utilizando el móvil. Un riesgo del que es consciente el 90% de los conductores. No obstante, uno de cada dos no puede resistir la tentación.

Tanto han cambiado las cosas en los últimos años que la DGT ha tenido que adaptar su comunicación y sus campañas de prevención a una realidad que está en la génesis del 33% de los accidentes de circulación, y que causa 390 muertos al año. El uso indebido del móvil ya supera como causa de accidente al exceso de velocidad (29%) y el consumo de alcohol (26%), según los propios datos de Tráfico.

En los últimos cinco años se han impuesto en España casi un millón de sanciones por el uso indebido del móvil, que han supuesto la pérdida de 2,8 millones de puntos del carné, según el estudio de la Fundación Línea Directa, publicado en el mes de septiembre. Uno de cada dos conductores (13 millones de automovilistas según la misma fuente) reconoce que utiliza su teléfono de forma habitual mientras conduce.

La sanción por el uso indebido del móvil es actualmente de 200 euros y comporta la retirada de tres puntos. No obstante, todos los estudios sobre las distracciones al volante demuestran que el uso del móvil durante la conducción, especialmente entre los conductores más jóvenes (entre 18 y 34 años), no deja de crecer.

Posiblemente por ello, la DGT, según ha manifestado el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, está estudiando proponer que la retirada de puntos de carné se incremente de tres a seis, y ha dado indicaciones directas, a fiscales y policías de tráfico, para que en la investigación de accidentes en los que se sospeche que ha intervenido la distracción por uso de móvil se pueda solicitar autorización judicial para acceder a las comunicaciones del infractor. De nada servirá, entonces, negar su utilización.

¿Qué hacemos con el móvil?

Los conductores no sólo respondemos llamadas o programamos el GPS. Casi dos millones de automovilistas (7%) admite que se ha hecho selfis mientras conduce; 2,3 millones (9%) asegura haber interactuado en redes sociales y casi 10 millones (37%) confiesan poner mensajes en WhatsApp, según el mencionado estudio de la Fundación Línea Directa. Todas esas actitudes generan especialmente salidas de vía y alcances traseros, que pueden ser especialmente graves porque al conducir distraídos no se perciben los obstáculos y no se puede reaccionar con la celeridad necesaria para evitar el peligro.

El perfil del conductor que no puede dejar su móvil es el de un joven entre 18 y 34 años, que viaja solo, y que lo utiliza en semáforos, atascos y cuando considera que “la vía es segura”. Y este último argumento es el más peligroso. Las justificaciones para usar el móvil van desde la “necesidad” de comprobar si se tiene una comunicación urgente (por motivos laborales, por costumbre…) hasta el mero aburrimiento.

Conducir… y nada más

La conducción necesita el 100% de la atención del conductor. Desviar la mirada de la carretera supone que se necesitará más tiempo para reaccionar ante cualquier imprevisto. Los reflejos del conductor dependen de muchos factores (estado de ánimo, nivel de alcoholemia, temperatura del habitáculo), pero sobre todo de su nivel de alerta. A 100 km/h, perder de vista la carretera durante un segundo supone recorrer 27,8 metros sin control efectivo.

Responder a un mensaje requiere 20 segundos; teclear en un navegador o marcar un número de teléfono roba 14 segundos; responder una llamada, ocho segundos; ajustar la radio, seis segundos y encender un cigarrillo, cuatro segundos. Es fácil determinar cuántos metros se recorren sin reacción en caso necesario. Unos segundos y unos metros que pueden marcar la diferencia entre conducir con normalidad o sufrir un accidente. Y no solo está en riesgo la integridad del conductor y de su vehículo, sino la vida de otros conductores y peatones.

ARAG recuerda que el uso indebido del móvil es la infracción más frecuente entre las que causan distracciones en el conductor, pero también se sancionan con 200 euros de multa y la retirada de tres puntos del carné otras acciones arriesgadas, como el manejo de los navegadores o la utilización de cascos o auriculares.

España es el país europeo que más utiliza el móvil, según el informe Mobile en España y en el Mundo 2015 de Ditrendia. Según los datos de este informe el 40% de las persones miran la pantalla de su smartphone más de 50 veces al día, pero casi 400 muertes al año podrían evitarse si el móvil deja de atraer la atención de los automovilistas.

Peligro: peatón al teléfono

El 79% de los peatones reconoce que utiliza el móvil cuando circula por la calle. Hace y recibe llamadas, envía o lee Whatsapp, escucha música, interactúa en las redes sociales, o incluso lee correos electrónicos. El 61% usa de forma habitual los auriculares para recibir llamadas o escuchar música. Esa actitud generalizada también causa distracciones, y el 90% es consciente de que ello puede suponer un riesgo mientras circula por las calles, pero al igual que el conductor no parece poder resistirse a la tentación de la pantalla. Aunque sólo un 2% de los peatones han sufrido algún percance por utilizar el móvil en la calle, ese porcentaje traducido a cifras globales supone que 768.000 peatones mayores de 18 años han sufrido algún tipo de accidente por las distracciones que ocasiona la utilización del aparato tecnológico más versátil del mercado.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no