La asombrosa historia sobre ruedas de Nando Parrado, personaje real de ‘La sociedad de la nieve’

Parrado fue uno de los 16 supervivientes del vuelo 571 que se estrelló en los Andes en 1972 con 45 personas a bordo.

Nando Parrado
Una de las tragedias aéreas más conocidas está muy relacionada con la automoción. | Imagen creada con inteligencia artificial de Bing

Sobre la catástrofe aérea de los Andes han corrido ríos de tinta. Artículos, entrevistas, libros y películas han dejado su sello sobre las experiencias que llevaron al límite a los 16 supervivientes del vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya. El jueves 12 de octubre de 1972, partía del aeropuerto de Carrasco (Montevideo) el Fairchild FH-227D, una aeronave bimotor turbohélice, en la que se embarcaron 40 pasajeros y cinco tripulantes. Su destino era Santiago de Chile.

El avión nunca llegó a la capital chilena. El mal tiempo que cubría la cordillera andina, la mala suerte y una concatenación de errores achacables al piloto y al control aéreo chileno —principalmente por la falta de cobertura de radar— terminaron con el aparato de la Fuerza Aérea Uruguaya estrellado en la frontera montañosa divisoria entre Chile y Argentina, en el llamado “Valle de las Lágrimas”. 

Tres miembros de la tripulación y diez pasajeros murieron por el impacto. Además, cuatro personas fallecieron durante la primera noche debido a las gélidas temperaturas y a las graves heridas. En las semanas posteriores perecieron doce personas más, ocho de ellas por un alud de nieve. 

El sufrimiento, las dificultades y las penurias extremas a las que se enfrentaron los supervivientes han sido magníficamente expuestas en la pantalla por el cineasta Juan Antonio Bayona en su reciente película La sociedad de la nieve. Una experiencia así marca a las personas y, como no podía ser de otra manera, también al protagonista de este artículo.

Fernando ‘Nando’ Parrado

Nacido en Montevideo el 9 de diciembre de 1949, Nando era el segundo de los tres hijos que tuvo el matrimonio entre Seler Parrado y Eugenia Xenia Dolgay, inmigrante de origen ucraniano llegada a Uruguay a los 16 años de edad. La familia, de clase acomodada y dedicada al negocio de las ferreterías, facilitó una buena educación a sus hijos.

Nando cursó estudios en el colegio privado Stella Maris de Montevideo, donde comenzó a jugar al rugby. En el momento del accidente estudiaba la carrera de ingeniería mecánica en la universidad. Tras el famoso accidente de los Andes, en el que perdió a su madre y su hermana, dejó de lado los estudios y se dedicó al negocio familiar de las ferreterías.

Nando Parrado
Nando Parrado.

Fanático del motor

La familia Parrado siempre estuvo ligada al mundo del motor. Su padre, Seler Parrado, tenía el número nueve de entre los socios fundadores de la Asociación Uruguaya de Volantes (AUVO). Desde muy pequeño, Nando acompañó a su progenitor a las carreras y a todos los eventos que organizaba la asociación. 

Aprendió, siendo aún muy pequeño, a conducir un coche; de hecho, a los 10 años ya dominaba la técnica del punta-tacón. A pesar de la obsesión por todo lo que tuviera que ver con la gasolina, nunca se dedicó al mundo de las carreras, hasta que sucedió la tragedia de los Andes y cambió su perspectiva vital.

Nando Parrado
Parrado en un monoplaza de la escuela de la Jim Russell Racing Driver School.

Motocross

Tres años después del accidente aéreo de los Andes, en 1975, Nando Parrado se proclama vencedor del torneo Motocross de las Américas. La prueba fue organizada por el Veloz Moto Club, bajo la dirección de Luis Modesto Soler, quien introdujo el motocross en Uruguay gracias a la importación de este tipo de motos en el país.

A pesar de no haber ganado ninguna de las mangas del torneo, Parrado logró sumar una buena cantidad de puntos en todas ellas. De esa manera, se impuso por un solo punto al gran favorito, el campeón chileno Kurt Horta. La categoría era para motos de 250 cc y participaron las marcas más potentes del momento: Yamaha, Suzuki, Maico, CZ, Bultaco y Honda.

Nando Parrado
Torneo de Motocross de las Américas ganado por Nando Parrado.

Automovilismo

Tras su aventura con el motocross, Nando decidió perseguir el sueño que siempre tuvo desde pequeño: ser piloto de coches. Para ello, se trasladó al Reino Unido para formarse en la prestigiosa Jim Russell Racing Driver School, una escuela de pilotos fundada por el mítico Jim Russell y por la que han pasado nombres tan legendarios como: Emerson Fittipaldi, Derek Bell o Jacques Villeneuve.

Compitió en diversas pruebas tanto en Uruguay como en Europa, siendo el Campeonato Europeo de Turismos de 1977 uno de los certámenes de más renombre donde participó. Lo hizo a los mandos de un Alfa Romeo en la estructura del equipo Autodelta.

Emerson Fittipaldi con su F1 en una carrera en Estados Unidos en 1972.

Jackie Stewart, Bernie Ecclestone y Carlos Reutemann

Su salto al equipo Autodelta se produjo gracias a Ecclestone y Reutemann. Parrado estuvo ejerciendo de mecánico en el equipo Brabham de Fórmula 1 durante un tiempo. El jefe de aquel gran equipo era Bernie Ecclestone y su piloto, el argentino Reutemann, con ellos dos entabló amistad y le ayudaron a recalar en la estructura del Autodelta.

Pero con quien de verdad mantiene una relación muy especial es con el excepcional piloto de Fórmula 1 Jackie Stewart. Amistad que se gestó en el GP de Argentina de Fórmula 1 de 1973. El piloto escocés, conocedor de la historia de los Andes, quiso saludarlo. Así que lo invitó a cenar y a presenciar la carrera desde el box. Esta relación sigue perdurando, ya que Parrado es el padrino del hijo mayor de Stewart, Paul. 

Fórmula 1
Carlos Reutemann en su Brabham-Ford BT37 en 1973.

La F1 y un programa de televisión

Además, Nando Parrado pudo cumplir el sueño de subirse a un Fórmula 1 en 1982. Durante unas pruebas del equipo McLaren en el circuito de Brands Hatch, el uruguayo pudo completar cuatro vueltas a los mandos del MP4/1 de Niki Lauda. Además, en estos años también ha podido probar un Fórmula 2 del equipo Spirit Racing y participar en las 24 Horas de Le Mans Classic con un Matra 670 LM.

Desde hace casi 40 años, Parrado está ligado al mundo de la automoción gracias al programa de televisión, llamado Vértigo, en el que participa. En el se encarga de probar diferentes coches.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Le dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso se compró otra moto. Claro que también le apasiona cuando van las cuatro juntas. Ha trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hizo la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

BMW
averia

Archivado en

· · · ·

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no