Actualidad

¿Se puede pasar la ITV durante la fase 1 de la desescalada?

Las estaciones de algunas provincias han empezado a abrir para recuperar el retrase de inspecciones caducadas durante el estado de alarma.

ITV desescalada

Una estación de ITV de la red Itevelesa.

Con menos aforo, con cita obligatoria y sin mirar dentro del vehículo: son los primeros cambios para las ITV. El servicio empieza a reanudarse y los conductores deben vigilar la fecha de caducidad de su inspección, pero todavía sin dramas ni urgencias. Aunque algunas estaciones han abierto sus puertas (en las provincias y regiones que se encuentran en la fase 1), el contexto general no ha cambiado: los conductores que tengan la ITV vencida no serán multados todavía.

Según recuerda la DGT en su página web, “si la ITV de tu vehículo ha caducado durante el periodo de estado de alarma, esta se considerará prorrogada hasta 30 días naturales una vez que finalice el último estado de alarma”.

Sin embargo, las estaciones ya se han puesto en marcha para recuperar el ritmo perdido y evitar el colapso. Según recoge la orden publicada el 9 de mayo en el Boletín Oficial del Estado (BOE), durante la fase 1 tienen permiso para abrir todas las ITV –incluidas aquellas con más de 400 metros cuadrados– y las únicas limitaciones son la reducción del aforo al 30% y la obligatoriedad de acudir con cita, punto fundamental para evitar aglomeraciones.

Los conductores con las ITV caducadas desde el 15 de marzo son los primeros que deberían ponerse en marcha. “Tal es el flujo de clientes pidiendo cita que las estaciones están operando a su máxima capacidad para ofrecer el mejor servicio. Aunque en estos primeros días lo importante es acostumbrarnos a las medidas de protección y prevención para evitar la propagación del contagio. El ritmo de trabajo se ajustará a estas exigencias”, explica José Luis Acebes, director de Operaciones de la Zona Centro-Sur de la red Itevelesa, a la que pertenecen 89 estaciones repartidas en 10 comunidades.

Los centros de inspección han establecido las medidas de higiene habituales en cualquier comercio: elementos de protección personal para los empleados, uso de geles hidroalcohólicos, desinfección de las instalaciones y, sobre todo, mantenimiento de la distancia y reducción de aforo en las oficinas, lugar donde el contacto entre empleados y usuarios es más estrecho. Por eso también las estaciones aconsejan el pago online de las tasas.

Uno de los cambios más sustanciales en la forma de trabajar tendrá lugar en la propia revisión del coche. Según el manual de procedimiento publicado por el Ministerio de Industria, “la inspección técnica de vehículos se efectuará con el inspector situado en el exterior del vehículo, sin acceder al habitáculo o puesto de conducción” y el conductor deberá seguir las instrucciones del inspector. “En concreto –dice el texto– las indicaciones podrán referirse […] al estado de testigos de funcionamiento en el cuadro de indicadores, accionamiento de frenos o acelerador, encendido y/o apagado del motor” y, entre otros, al “montaje o desmontaje de elementos no fijos” como los sistemas de retención infantil.

¿Qué plazo tengo para pasar la ITV?

Por mucho que la concertación de citas evite avalanchas, la patronal AECA-ITV, que agrupa a 440 centros de inspección (prácticamente todos los de España), prevé un colapso del servicio si no hay una moratoria especial por parte del Ministerio de Sanidad.

La actual prórroga del estado de alarma concluye el 24 de mayo. Si no hubiera más prórrogas –el Gobierno quiere una más– las estaciones de ITV deberían revisar hasta el 23 de junio todos los vehículos cuyo plazo venza en ese periodo más los que se hayan acumulado desde el 15 de marzo, fecha en que cerraron los centros.

La vuelta a la actividad de esta semana rebaja algo la tensión, pero desde que se decretó el primer estado de alarma han caducado en torno a cuatro millones de inspecciones y en AECA-ITV señalan que su capacidad es de 1.800.000 de revisiones al mes, lo que supone “multiplicar entre 2,8 a 3 veces la capacidad de inspecciones, lo que resulta inviable”.

La asociación ha pedido una prórroga de los plazos hasta el 30 de septiembre para recuperar las inspecciones atrasadas y solicita a Sanidad una orden específica que permita dar prioridad a determinados vehículos y establecer un calendario ordenado y común.

De momento, las redes de estaciones (y los centros individuales que no pertenecen a ninguna red) operan cada una a su entender. “En Red Itevelesa estamos informando a aquellos clientes que les haya caducado su ITV durante el estado de alarma y también a quienes les caducará en las próximas tres semanas. De momento, la ocupación de citas y la capacidad de las estaciones es idónea para poder atenderles a todos de forma controlada y organizada”, asegura Acebes.

Multa sí, multa no

En la red de estaciones Certio recuerdan un detalle que a muchos se les puede haber pasado por alto: el Real Decreto 463/2020 suspende “la obligación de pasar inspecciones, así como la fecha de caducidad de las mismas”, pero no las caducidades anteriores. “Las estaciones ITV no penalizan por presentar el vehículo fuera de plazo –recuerdan en su web– pero si el vehículo es detectado circulando por las vías públicas, el titular podría ser sancionado […] excepto si la persona puede demostrar que tenía cita, según informa la DGT”. Por otra parte, quienes obtuvieran una ITV desfavorable por uno o más defectos graves antes del estado de alarma deben acudir de nuevo al centro de inspección –cuando sea posible en su provincia– para hacer una segunda prueba.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no