Actualidad

El problema del aumento de ventas de coches de segunda mano

La edad media de los turismos vendidos en el primer trimestre de 2021 aumenta hasta los 10,6 años, frente a los 10,4 de hace 12 meses.

Comprar coches usados

El mercado de ocasión se orienta a vehículos más antiguos y con más kilometraje.

La venta de vehículos usados circula en paralelo a la de los automóviles nuevos, pues en una época de recesión el mercado de segunda mano –con 454.118 unidades vendidas– creció un 1% en el primer trimestre de 2021 respecto al mismo periodo de 2020. Sin embargo, este nicho del sector presenta datos preocupantes: la edad media de los vehículos vendidos fue de 10,6 años, frente a los 10,4 años de hace 12 meses, según datos de la asociación de vendedores Ganvam.

El dato obedece a varios factores, pero el más importante es la incertidumbre económica actual, que hace que los compradores se decanten por modelos más antiguos y baratos.

Esta realidad queda patente al observar las estadísticas por tramos de edad: los vehículos con más de 15 años supusieron casi un tercio del mercado en marzo (32,4%), seguidos por los de entre 10 y 15, que registraron el 26% de las transacciones. En el extremo opuesto están los automóviles con entre 3 y 5 años de antigüedad: aunque experimentaron un crecimiento del 47,2% respecto a marzo de 2019 (2020 no se toma como referencia por el confinamiento), solo representaron el 12% de las operaciones.

Los compradores se centran cada vez más en los modelos de mayor antigüedad y kilometraje, porque son los más económicos. Sin embargo, esto acentúa el envejecimiento del parque automovilístico español, que alcanza los 12,3 años: en lugar de salir de la circulación, los modelos más antiguos (menos seguros y menos eficientes) solo cambian de manos y siguen en activo.

Se trata de modelos que no disponen de las últimas tecnologías de seguridad, como el control de velocidad de crucero, los asistentes de mantenimiento de carril, la frenada de emergencia o simplemente los airbags, obligatorios desde 2006 y, sin embargo, ausentes en millones de turismos.

El exceso de contaminación es la otra cara del mismo problema. Un estudio de la asociación de concesionarios Faconauto, con cifras de 2019, define bien las características del parque de automóviles. Un 31,7% de los turismos y todoterrenos carece de distintivo medioambiental, por lo que son modelos de gasolina anteriores al año 2000 o diésel matriculados antes de 2006. Y un 34,3% disponen de la etiqueta B, la peor la clasificación actual de la DGT: coches de gasolina de entre 2000 y 2005 o diésel de entre 2006 y 2013. En el mejor de los casos, tienen ocho años de antigüedad.

Como dato representativo, un diésel homologado según la normativa Euro 1 (1992) emite ocho veces más partículas de dióxido de carbono que uno que cumpla la Euro 6, de septiembre de 2015. El porcentaje de coches que se adhieren a ella no supera el 10%.

Tania Puche, directora de Comunicación de Ganvam, refrenda esta idea: “El desarrollo de una verdadera movilidad sostenible requiere de un plan que tenga como prioridad eliminar de la circulación los coches de más de diez años, que emiten hasta un 98% más de partículas y un 10% más de CO2, y duplican el riesgo de accidentes con víctimas”.

Se plantea, de esta manera, el problema de un parque automovilístico envejecido que no tiene visos de rejuvenecer, ya que por la situación económica actual, cada vez son menos los conductores que optan por adquirir vehículos nuevos.

Durante el primer trimestre de 2021 se realizaron 186.061 matriculaciones, uno de los peores datos de las últimas décadas y que supuso una caída del 41,3% respecto al mismo periodo de 2019 (el descenso fue menor respecto a 2020, un -14,9%, pero esto se debió a la quincena de confinamiento).

Una parte de la solución puede pasar por las ayudas gubernamentales, pero las que se han aprobado este año, de momento, tienen como objetivo la movilidad sin emisiones: el plan Moves III, dotado con 400 millones de euros de presupuesto, subvenciona la adquisición de eléctricos con hasta 7.000 euros y la de híbridos enchufables con hasta 5.000 euros. Se trata de una apuesta por los vehículos más limpios, pero son modelos con precios altos y todavía minoritarios que quienes compran automóviles de ocasión no pueden permitirse, por lo que la renovación se produce en la parte joven del parque y no en la que realmente necesita reemplazarse, que es la más antigua y contaminante.

Los diez modelos más vendidos

Según los datos de Ganvam, el Volkswagen Golf fue el modelo preferido por los compradores de vehículos de ocasión durante el primer trimestre del año, con 14.771 operaciones. El segundo puesto de la lista de más vendidos fue para el Seat Ibiza (14.043 unidades), seguido por el Seat León (12.128 unidades). Al contrario de lo que ocurre en el mercado de vehículos nuevos, entre los diez primeros modelos de más éxito aparecen dos representantes de marcas premium.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no